Ariel Orama López

Buscapié

Por Ariel Orama López
💬 0

Fe de errata

Ante ustedes, la palabra. Ese bálsamo de letras con sustancia que en muchas ocasiones nutre el intelecto de las masas y en otras, nos enamora con su magia. ¿Pero, qué hay del vocablo escurridizo, ese que se nos escapa? Acto fallido, diría Freud en sus traducciones argentinas. Error craso, dijeron las redes sociales y hasta la élite mediática.

Más allá de Paulo Cohelo, el Gabo y otras figuras idealizadas, ¿a cuántos se nos habrá escapado -por un desliz, por una exquisitez del inconsciente- una palabra?

"Magestad" con "g", todos lo vimos "prime time", en el Canal de la pasada gobernanza: con "g" sonora -sí, no es un acto fallido elogiar su sonido- de "grito", de Guasábara, ante la nobleza española. "G", para manifestar ciertas carencias en el lenguaje. También, para reflexionar sobre lo mucho que alardeamos ante un nuevo imperio que nos "cobija" versus la pobreza social -alias desigualdad- que también nos acompaña.

Por último, una carta del tarot del diablo -no necesaria- lanzada en plena consulta psiquiátrica ante un paciente depresivo, un once de septiembre del año del terror: error suficiente para provocar actos suicidas, por negligencia de un profesional sin licencia y que hoy trabaja en la tv: esto nos deja claro lo mucho que hay trabajar con la salud mental y sus ejecutores. Todo sale a la luz, nada se escapa.

Cien años, y un Cohelo, con C: ¿será que la "C" de la crisis no nos deja ver qué hay detrás del comportamiento burlesco? Colombia no solo es García Márquez, ni sus prostitutas tristes; también es el Bogotazo, el Divino Niño, maracuyá y el transmilenio.

Tampoco España es solo Almodóvar, Aída, Villaviciosa de al lado, LuisMa y Ocho apellidos vascos. ¿Cuándo entenderemos que el edredón de la cultura no es ni la memorización, ni un cúmulo de datos?

Me preocupa más la palabra hiriente -la de la cizaña- que la que se escapa. Beatriz, no es tu culpa, muchos tenemos que aprender más de modales, que de patrañas. Y mientras tanto, Ricky baila. (Martin, no Rosselló. A cualquiera se le escapa).

Otras columnas de Ariel Orama López

jueves, 16 de agosto de 2018

Violencia familiar

Ariel Orama cuestiona ¿cuánta televisión o cine necesitamos para entender que el maltrato sigue siendo el plato preferido de las familias, a veces, hasta de forma matizada y con pop corn en mano?

lunes, 9 de julio de 2018

Por siempre, Barasorda

El actor Ariel Orama López destaca las aportaciones artísticas de maestro puertorriqueño de la ópera

viernes, 29 de junio de 2018

Mascarada

A propósito de un recorrido por la ciudad de Nueva York, Ariel Orama reflexiona sobre las potencialidades del arte puertorriqueño como producto nacional de gran valor

💬Ver 0 comentarios