Mildred Huertas Solá

Tribuna Invitada

Por Mildred Huertas Solá
💬 0

Felices sin receso en Navidad

Según se decía hace algún tiempo, los boricuas somos uno de los grupos más felices de la humanidad. Estoy convencida que ni la María que nos visitó en septiembre –que no es la del pesebre- será capaz de cambiar esa distinción.

En tertulia con colegas universitarios comentaba que esta Navidad 2017 sería una muy diferente al resto de las anteriores. La María de septiembre obligó a todas las universidades a extender su periodo lectivo; las vacaciones navideñas no se podrán disfrutar como de costumbre, porque serán “intermitentes”.

Los que hemos dedicado la vida a la enseñanza universitaria, recordamos que las dos primeras semanas de diciembre era el momento para concluir los encuentros en las aulas y para echar la suerte en los exámenes y trabajos finales. ¡Quién lo diría! Este año, en plena Navidad… estaremos en faena docente.

¿Y qué de los famosos “Encendidos de Navidad” con güiro y maraca en mano, que realizábamos en cada recinto universitario a finales de noviembre o principios de diciembre? Este año no podemos encender luminarias, ¡aun en algunos recintos ni siquiera se ha restablecido la electricidad! Pero si algo les puedo asegurar es que, aun inmersos en nuestras labores académicas y administrativas durante este periodo, y ante los retos que se nos imponen, los universitarios sí daremos la bienvenida a la Navidad.

Vislumbro que la iluminación navideña en todas las universidades, se producirá desde la profundidad del espíritu de cada uno de los estudiantes y profesores. La música repicará igual que siempre en cada recinto, con la risa y la algarabía de todos los que estemos laborando durante esos días.

Será la primera vez que nuestras bibliotecas y aulas no estarán cerradas y que alguno que otro adorno navideño se lucirá de verdad; y no estará en la soledad del cierre navideño hasta todos los eneros cuándo se removía, sin pena ni gloria, al regreso de las vacaciones.

Esta Navidad debe extender aún más nuestra mano servicial, a aquel o aquella que en la angustia del recuerdo de aquel día de tempestad, se pregunte si este diciembre en Puerto Rico hay ánimo para celebrar algo.

Propongo que utilicemos lo simbólico del Nacimiento de Jesús para renacer en todos los sentidos, para retomar los sueños, para entender que la felicidad la construimos cada cual y que esta no se encuentra en nada material, ni se compra con bienes, ni se espera que otra persona la proporcione. Que seremos felices en la medida que aprovechemos la oportunidad para seguir sirviendo a través de nuestras profesiones, para seguir amando a nuestro prójimo y a nuestros familiares y amigos con la misma intensidad que queremos que nos amen.  

En esta Navidad, nuestro objetivo será lograr un ambiente armonioso en cada espacio universitario para que se puedan manifestar los más grandes valores de todos los que dedicamos la vida a la educación de nuestro país. Feliz Navidad y un mejor 2018.

Otras columnas de Mildred Huertas Solá

martes, 5 de diciembre de 2017

Felices sin receso en Navidad

La profesora Mildred Huertas reflexiona sobre el nuevo escenario de actividad universitaria en el periodo navideño y las oportunidades que propiciará

💬Ver 0 comentarios