Carlos Rosa Rosa

Periodista

Por Carlos Rosa Rosa
💬 0

Felo, Arroyo y la credibilidad del BSN

No es un asunto nuevo en el Baloncesto Superior Nacional (BSN). Cada año se repite la historia: apoderados que no cumplen a tiempo con los pagos de los salarios de los jugadores. Solo que, esta vez, los canasteros afectados en la franquicia de los Cariduros de Fajardo no aguardaron por la conclusión de la temporada para levantar la voz y reclamar el pago de las últimas dos quincenas.

Los jugadores veteranos del plantel se reunieron y tomaron una decisión inusual al amenazar con no jugar en lo que resta del round robin si el apoderado Félix “Felo” Rivera no les cumplía con el dinero de la última quincena de julio y la primera de agosto. Jugadores como Filiberto Rivera y Larry Ayuso vivieron un vía crucis para cobrar la totalidad del dinero de la pasada temporada. Tuvieron que esperar hasta el inicio de este torneo 2018 para recibir el último cheque. Ahora ellos pusieron presión para cobrar ese dinero adeudado y ayer llegaron a unos acuerdos con el veterano apoderado con la esperanza de no atravesar por la misma experiencia del pasado año.

No es la primera vez que Felo Rivera incumple con los jugadores en los últimos años como apoderado de Quebradillas, Manatí y Fajardo. Entiendo que llegó el tiempo para que deje su cargo. Durante una extensa carrera, Felo Rivera ha aportado al baloncesto en diversas facetas, pero ya le llegó su tiempo. Sus últimas acciones como administrador han afectado la imagen del BSN.

En este caso de impago en Fajardo, me llamó la atención la acción del armador Carlos Arroyo de incluir su nombre en la carta de la Asociación de Jugadores, amenazando con no jugar, el pasado miércoles.

Arroyo no solo es el coapoderado, sino que fue la figura que impulsó el traslado de la franquicia de Manatí a Fajardo. Un apoderado de la liga —que habló en anonimato— reaccionó sorprendido al ver el nombre de Arroyo en la carta. “No lo esperaba. En la junta nos presentaron a Carlos como codueño del equipo y pensé que iba a responder en esta situación”, dijo el directivo. Otro apoderado dijo estar confundido con esta situación. “Cuando se presentó el traslado de Fajardo con Carlos como coapoderado, creo que todos los apoderados sentimos mucha paz. Pero ahora no sabemos con certeza cuáles son las responsabilidades de Carlos en el equipo”, dijo.

También pensé que la franquicia iba a gozar de estabilidad con Arroyo como coapoderado, pero no ha sido así.

Ya es tiempo que el BSN establezca un mecanismo para evaluar las finanzas de los equipos a la conclusión de cada temporada. Los problemas económicos de los Cariduros ya se venían arrastrando desde el pasado año y no se hizo nada para atenderlos.

Otras columnas de Carlos Rosa Rosa

sábado, 13 de julio de 2019

Acertado el reclamo de Nelson Colón

Fueron las expresiones del técnico de los Vaqueros de Bayamón, Nelson Colón, tras la eliminación de su conjunto en un séptimo juego ante los Leones de Ponce en la etapa semifinal del Baloncesto Superior Nacional (BSN).

sábado, 6 de julio de 2019

Diecisiete nuevos millonarios en República Dominicana

Pérez habló del impacto económico de Major League Baseball (MLB) a través de las academias de las 30 organizaciones y de las bonificaciones a los jóvenes prospectos, entre otras cosas. En aquel momento, Pérez estimó el impacto en $150 millones al año. Y el colega Nathanael Pérez, del periódico Diario Libre, informó que las bonificaciones entre el 2 de julio de 2015 al 15 de junio de 2016 ascendieron a $67 millones en la firma de 404 dominicanos.

sábado, 29 de junio de 2019

El momento que pensé que Mike Rosario sería una estrella

Hace exactamente 10 años, pensé que la próxima gran figura para el Equipo Nacional adulto de baloncesto iba a salir de la escuadra Sub-19 que participaba en aquel entonces en el Mundial de Nueva Zelanda. Un flacucho de 6’4”, de estatura y de ascendencia puertorriqueña, se adueñaba de la competencia con una explosión ofensiva. Su nombre: Mike Rosario.

💬Ver 0 comentarios