Carlos Rosa Rosa

Periodista

Por Carlos Rosa Rosa
💬 0

Felo, Arroyo y la credibilidad del BSN

No es un asunto nuevo en el Baloncesto Superior Nacional (BSN). Cada año se repite la historia: apoderados que no cumplen a tiempo con los pagos de los salarios de los jugadores. Solo que, esta vez, los canasteros afectados en la franquicia de los Cariduros de Fajardo no aguardaron por la conclusión de la temporada para levantar la voz y reclamar el pago de las últimas dos quincenas.

Los jugadores veteranos del plantel se reunieron y tomaron una decisión inusual al amenazar con no jugar en lo que resta del round robin si el apoderado Félix “Felo” Rivera no les cumplía con el dinero de la última quincena de julio y la primera de agosto. Jugadores como Filiberto Rivera y Larry Ayuso vivieron un vía crucis para cobrar la totalidad del dinero de la pasada temporada. Tuvieron que esperar hasta el inicio de este torneo 2018 para recibir el último cheque. Ahora ellos pusieron presión para cobrar ese dinero adeudado y ayer llegaron a unos acuerdos con el veterano apoderado con la esperanza de no atravesar por la misma experiencia del pasado año.

No es la primera vez que Felo Rivera incumple con los jugadores en los últimos años como apoderado de Quebradillas, Manatí y Fajardo. Entiendo que llegó el tiempo para que deje su cargo. Durante una extensa carrera, Felo Rivera ha aportado al baloncesto en diversas facetas, pero ya le llegó su tiempo. Sus últimas acciones como administrador han afectado la imagen del BSN.

En este caso de impago en Fajardo, me llamó la atención la acción del armador Carlos Arroyo de incluir su nombre en la carta de la Asociación de Jugadores, amenazando con no jugar, el pasado miércoles.

Arroyo no solo es el coapoderado, sino que fue la figura que impulsó el traslado de la franquicia de Manatí a Fajardo. Un apoderado de la liga —que habló en anonimato— reaccionó sorprendido al ver el nombre de Arroyo en la carta. “No lo esperaba. En la junta nos presentaron a Carlos como codueño del equipo y pensé que iba a responder en esta situación”, dijo el directivo. Otro apoderado dijo estar confundido con esta situación. “Cuando se presentó el traslado de Fajardo con Carlos como coapoderado, creo que todos los apoderados sentimos mucha paz. Pero ahora no sabemos con certeza cuáles son las responsabilidades de Carlos en el equipo”, dijo.

También pensé que la franquicia iba a gozar de estabilidad con Arroyo como coapoderado, pero no ha sido así.

Ya es tiempo que el BSN establezca un mecanismo para evaluar las finanzas de los equipos a la conclusión de cada temporada. Los problemas económicos de los Cariduros ya se venían arrastrando desde el pasado año y no se hizo nada para atenderlos.

Otras columnas de Carlos Rosa Rosa

sábado, 10 de noviembre de 2018

El pecado de ser DH en las Grandes Ligas

Sin duda, la exclusión del bateador designado de los Medias Rojas de Boston entre los tres finalistas para cargar con el premio de Jugador Más Valioso de la Liga Americana fue el tema caliente en el béisbol de las Grandes Ligas en los pasados días.

sábado, 27 de octubre de 2018

Charlie Montoyo: titán de corazón

Con unas manos prodigiosas en el segundo cojín, el entonces narrador de los Titanes, Layo Hernández, llamó a Charlie Montoyo como el “Niño de Oro”. Producto de las pequeñas ligas de Florida, Montoyo se convirtió el jueves en el cuarto puertorriqueño en convertirse en dirigente en las Grandes Ligas. Fue nombrado como el nuevo piloto de los Azulejos de Toronto.

sábado, 15 de septiembre de 2018

Injusto que castiguen a unos y a otros no

Me refiero a la política adoptada por la Federación de Baloncesto de Puerto Rico a la hora de determinar si penaliza o no a un jugador que no responde a un llamado del programa nacional.

💬Ver 0 comentarios