Aida Vergne

Tribuna Invitada

Por Aida Vergne
💬 0

¿Football, Fútbol, Soccer, o Balompié?

¿Cómo llamarle...? ¿El Mundial de fútbol, de football, o de balompié? ¡Vamos des-pa-ci-to para evitar un traspié que nos deje fuera del Mundial antes de que empiece! Le cuento que este debate lingüístico viene desde los tiempos en que el arcoíris salía en blanco y negro, pero vayamos al grano. De acuerdo con el portal de FIFA “La historia moderna del deporte más popular del planeta abarca más de 100 años de existencia. Comenzó en el 1863, cuando en Inglaterra se separaron los caminos del “rugby-football” (rugby) y del “association football” (fútbol), fundándose la asociación más antigua del mundo: la “Football Association” (Asociación de Fútbol de Inglaterra)(...)”. 

¿Y el soccer? Pues una consulta rápida al Oxford y el Webster nos revelan que soccer [sóquer] es un término que surgió unos 32 años después del football, en 1895, para distinguir la versión británica del deporte con la del rugby, y más adelante el fútbol estadounidense. Sin embargo, no entra al diccionario en inglés sino hasta el 1911.  “Soccer” es una contracción de “association” con el sufijo “er” añadido.

¿Y balompié? Pues mire, antes de contarle, le pido que se ponga el cinturón de seguridad y le recuerdo que la lengua anda por donde sus hablantes quieren que ella vaya. ¿Listo? Don Mariano de Cavia, el periodista que acuñó el término balompié en 1908, nos relata que, para aquellos tiempos, los jóvenes daban por intraducible la palabra “football”. Decía el pobre Cavia que “...el término ‘football’ no solamente no es intraducible, sino que al traducirlo al pie de la letra nos encontramos con un vocablo español de la más castiza estructura”. Este simpático purista zaragozano insistía en que el vocablo inglés compuesto de “foot” (pie) y de “ball” (balón) era doble y que en español disponíamos de las mismas dos voces “igualmente precisas y breves”. ¿Y por qué no “piebalón” si después de todo en inglés NO es ballfoot? ¡Ajá! Cavia entendía que era una palabra “bastante fea y opuesta a la índole de nuestro idioma, que con toda gentileza se nos manifiesta en otras palabras casticísimas” (...) y “de puro linaje como: Buscapié; Hincapié; Rodapié(...)”, y ya usted ve. Incluso sugirió la siguiente estrategia para que nos acostumbráramos a su neologismo: “Cierto que al principio parecerá rara y chocante la palabra balompié, como acontece con toda novedad léxica; pero repítase varias veces el vocablo (balompié, balompié, balompié, balompié...) y presto se acostumbrará el oído, merced a la significativa y castiza estructura de esas tres sílabas”.

Lo cierto es que la propuesta de Don Cavia, publicada en el periódico español El Imparcial, causó furor en España, aunque hoy día la palabra balompié, como señala Fundeu, no tiene gran arraigo, a pesar de que figura en el diccionario de la Real. No obstante, como reconocen Torrebadella y Nomdedeu, resulta “muy significativo el hecho de que un diccionario tradicionalmente etiquetado de conservador ante las innovaciones léxicas como el Diccionario de la lengua española de la Real Academia Española, terminara por aceptar e incluir las voces fútbol y balompié en su edición manual e ilustrada de 1927 (DMRAE) y aceptara su incorporación definitiva al idioma español en las ediciones del DRAE de 1936 y 1970, respectivamente”.

Lo cierto es que fueron tantos los hablantes de a pie que siguieron diciendo football, football, football, que a los académicos de la Real no les quedó más remedio que darle paso al anglicismo adaptado “fútbol”, como primera acepción del deporte, en las castizas páginas de su diccionario. ¿Entonces? ¿Cuál es la correcta? La que usted prefiera. ¡Otro goooooooooooooool para los hablantes!

Otras columnas de Aida Vergne

jueves, 28 de junio de 2018

Festín fonético del Mundial

Aida Vergne comenta curiosidades de las lenguas de algunos países que participan en la Copa Mundial de Fútbol 2018

💬Ver 0 comentarios