Ada Álvarez Conde

Punto de vista

Por Ada Álvarez Conde
💬 0

Generación Z: “Upgrade” para Puerto Rico

Por mucho tiempo, los jóvenes han enfrentado una campaña negativa de parte de aquellos que no los entienden. Sin embargo, muchos recién quedaron sorprendidos por la participación masiva de la juventud en el “Verano del 19” y los comentarios comienzan a ser de elogios y hasta de confusión. ¿Estos no eran los jóvenes que decíamos que no les importaba nada? Sin embargo, sí les importa, y mucho.

Tengo 32 años (millenial), soy profesora universitaria y me toca todos los días trabajar con jóvenes de la nueva generación Z. Somos la generación heredera de la crisis, invadida con malas noticias que proyectaban desesperanza, con campañas masivas que los rodean de consumismo, sexo, alcohol, drogas, violencia, series, desigualdad, pobreza y música. 

Como profesora de periodismo, les asigno leer noticias. El pasado año aprendí en clase que las noticias eran tan malas y tan frecuentes, que muchos buscaban “escapar” o mejor dicho “pichar” esa realidad. Hay una válvula de escape muy común para mi generación que se llama aeropuerto. Entonces ¿qué podemos aprender del “verano del 19”? Que los jóvenes cuentan.

Al interactuar con ellos, cuando dicto charlas contra la violencia en el noviazgo, he aprendido que debo ser como ellos, que no vengo a mandar sino a tener una conversación donde de ellos salgan la identificación de problemas y las soluciones. Además, aprendí que necesitan representación. 

Descubrí que hay un “click” especial cuando caminas con ellos, donde el soy “como tú” se proyecta. Creo que parte del éxito, y lo que reconocen los jóvenes en este periodo es que caminaron con ellos, como sus artistas a los que admiran, que se bajaron de la tarima y se unieron a ellos en la calle.  

La clave está en ejecutar una nueva pedagogía: escuchar, acoger y acompañar.  Ellos cuentan, escúchalos. Ellos proponen, acógelos. Ellos hacen algo, acompáñalos.

Aprendo de ellos todos los días y reconozco la bendición que representan en mi vida, De eso se trata, ellos valen mucho para Puerto Rico. Todavía hay muy pocos allá fuera diciéndoselo. Pero se lo dijeron a ellos mismos participando y tomando la calle.

Ahora, falta una cosa. Hace unos años fui la aspirante mujer más joven al Senado. Era de las pocas. Mi recomendación es que no se quiten. Mi exhortación es que participen. No vuelvan a creerse cuentos y estén pendientes a su Puerto Rico, a las noticias de todo lo que ocurre para que las cambien. 

Los jóvenes deben inscribirse, aspirar a puestos electivos, participar donde quieran que estén y votar. Los jóvenes no venimos a dañar lo que ya se ha hecho, “venimos a darle un upgrade”

Otras columnas de Ada Álvarez Conde

viernes, 11 de octubre de 2019

El ELA de 1952 no es el mismo de ahora

Yo creo en Puerto Rico y debemos acatar lo que los boricuas decidan. Por eso la solución sobre el futuro de Puerto Rico es celebrar una Asamblea Constituyente, sostiene Ada Álvarez

jueves, 19 de septiembre de 2019

Dos muertes por la violencia en el noviazgo

Ada Álvarez reflexiona sobre la sentencia incoada contra Javier Meléndez Bonilla quien hizo alegación de culpabilidad por la muerte de su novia menor de edad

💬Ver 0 comentarios