Ana Teresa Rodríguez Lebrón
💬 0

Gente

“Y es que, según mi pobre manera de entender las cosas, aquélla fue la noche que volvimos a ser gente”. Así termina el famoso cuento del escritor José Luis González; y nosotros cada vez que nos pasa algo positivo lo repetimos acompañado de nuestro “grito de guerra”… Sí, ñeta.

Lo hacemos y no nos damos cuenta que con ello nos cancelamos como pueblo una y otra vez. Vivimos de momentos grandes o pequeños, que nos permiten volver ser esa pluralidad. Y yo me pregunto, en qué momento del discurso colonial fue que decidimos dejar de ser gente.

¿Quién declaró que ya no somos en el diario? ¿Y por qué se lo creímos?

Hoy nuestros atletas nos piden perdón. Perdón por no traernos a este mejunje isleño, el premio que nos permitiría volver Ser. Le piden perdón a un pueblo que no se reconoce como tal. ¡Qué injusticia!

Tanto es nuestro complejo de colonizado, que quienes sí nos visualizan como un todo sienten la obligación de disculparse. A mí nadie me debe una disculpa.

En todo caso, se las debo yo a ellos. Perdón, se las debemos. ¡Gente! Una medalla no puede ser lo que nos valide… Tampoco un Tony-Oscar-Grammy.

Si algo hemos aprendido de estas Olimpiadas, es que está bien sentirse feliz por el logro y tesón del otro.

Que no pasa nada con darnos la oportunidad de soltar por un momento las angustias, para agradecer a quienes sienten en sus hombros la injusta responsabilidad de devolver el sentido de pertenecer de todo un país.

No llegar duele. Pero tener o no tener nuestro himno sonando en eventos o nuestra bandera flotando a la vista del resto del mundo no puede ser lo que determine lo que somos y cuándo lo somos.

Esa agonía de tener que cumplir con quien no se logra reconocer fuera del reconocimiento del otro es lo que realmente nos tiene sumergidos en este lodazal.

Otras columnas de Ana Teresa Rodríguez Lebrón

lunes, 15 de octubre de 2018

La percepción de la criminalidad

Ana Teresa Rodríguez argumenta sobre las preocupaciones de inseguridad en Condado, el reclamo del Gobernador a la Alcaldesa de San Juan y el concepto de las percepciones

lunes, 17 de septiembre de 2018

Denunciar la mentira

Ana Teresa Rodríguez Lebrón argumenta sobre el valor de la denuncia de la mentira

lunes, 20 de agosto de 2018

Nos queremos libres

Ana Teresa Rodríguez Lebrón aborda el problema de violencia contra la mujer

💬Ver 0 comentarios