Jorge Colberg Toro

Punto de vista

Por Jorge Colberg Toro
💬 0

Gobernadora ante la historia

La juramentación de Wanda Vázquez como la decimotercera gobernadora marca una nueva era en el servicio público. Si bien es la segunda mujer en ocupar el cargo es, probablemente, la única mandataria que cursó estudios consecutivos en escuela pública y también en la Universidad de Puerto Rico, lo que hace de su formación bajo la enseñanza pública, un testimonio elocuente del valor de su jura.

Hija de una trabajadora de fábrica y de un oficial de seguridad, la nueva gobernadora no creció con privilegios. Y aunque su carrera como abogada, procuradora, fiscal y Secretaria de Justicia, no ha estado exenta de la crítica, ciertamente, su trayectoria de 32 años en el servicio público es una aportación prominente al país.  

Como ella misma señaló, por razones del destino o por la voluntad de Dios, la realidad es que la historia la colocó en el lugar adecuado en el momento preciso y bajo unas circunstancias irrepetibles, que hicieron viable su ascenso a la gobernación. Ciertamente, ella no la buscó, pero le tocó la misión ineludible de dirigir los destinos de un pueblo, porque esa responsabilidad no se rehúye. 

Mientras el país está indignado por el discrimen institucionalizado, la excesiva politización y la corrupción rampante, emerge como alternativa una mujer que no viene de las estructuras tradicionales de los partidos políticos y quien, a su vez, dirigía el Departamento de Justicia, principal organismo en la lucha por adecentar el gobierno. Suena bien.

Pero el camino que le espera no será fácil. Su meteórico ascenso habrá de herir a más de uno, y por eso, ya comenzamos a ver los truenos de ciertas estructuras políticas que en muchas ocasiones, ven en el gobierno un botín de guerra.

Ahora comienzan los verdaderos retos y es el momento cuando Wanda Vázquez; la mujer, la ciudadana, la esposa, madre, hija y servidora pública, enfrentará su cita con la historia.

Después de su efectivo mensaje al país, su primer gran reto lo ganó contundentemente. Algunos apostaron, equivocada y prematuramente, que su permanencia en el cargo seria efímero porque daban por sentado que contarían con su consentimiento para que el gobierno se corriera desde el Directorio del Partido Nuevo Progresista. 

Se equivocaron.

Entonces el liderato del PNP, desesperado por tratar de salvar un barco a la deriva, se les ocurre la brillante idea de auto-convocarse prácticamente como el Directorio, desde instalaciones públicas del Capitolio, para dictarle pautas a la gobernadora veinticuatro horas después de que el Tribunal Supremo diera una contundente lección de respeto a la separación de poderes. 

El lastimoso episodio de ver a los líderes del PNP, en tarima montada, invocando sus votos partidistas como el principal argumento para despojar a la Primera Ejecutiva de su cargo, llegó  al extremo de nominar a la comisionada residente y esta a ponerse a la disposición para asumir un cargo, que es una prerrogativa exclusiva de la gobernadora.

Olvidaron los líderes de la Palma, que por alguna razón, a diferencia de otros cargos, los fundadores de la Constitución establecieron que la vacante al cargo de gobernador se llena mediante un estricto orden de sucesión que saca de raíz a los partidos políticos y sus organismos de todo el proceso. 

Por consiguiente, si la nueva mandataria se dedica a gobernar para todos los puertorriqueños, se enfoca en los temas prioritarios, deja a un lado las agendas divisorias y abre el espectro del diálogo hacia una convocatoria pluralista y multisectorial, estaremos en los albores de una nueva página en la historia la cual, aunque breve, será digna de emular. Hagamos historia.

Otras columnas de Jorge Colberg Toro

miércoles, 14 de agosto de 2019

El nuevo tablero electoral

La llegada a La Fortaleza de una gobernadora apolítica, desvinculada de intereses partidistas, tiene que ser motivo de profunda reflexión por parte de los líderes de los partidos políticos, expone el exlegislador Jorge Colberg Toro

viernes, 9 de agosto de 2019

Gobernadora ante la historia

Jorge Colberg Toro declara que el PNP apostó, equivocada y prematuramente, que Wanda Vázquez sería efímera en la gobernación y que el gobierno correría desde el partido

💬Ver 0 comentarios