Mayra Montero

Antes que llegue el lunes

Por Mayra Montero
💬 0

Gobernador, mire para acá

Aunque es expresión castiza, que apenas se comprende ahora, no encuentro mejor forma para describir lo que le está ocurriendo al Gobernador: lo están tomando por el pito del sereno.

Tomar a alguien por el pito del sereno es ignorarlo.

Mientras ofrecía su mensaje del pasado jueves, para decir, entre otras cosas, que “no descartaba ninguna acción” contra la Junta de Control Fiscal, el llamado Comité Oficial de Retirados estaba reunido precisamente con los miembros del organismo creado por Promesa, para intentar negociar mejores condiciones en el recorte de las pensiones.

Los alcaldes poco a poco van comprendiendo que es mejor reunirse con la directora de la Junta, Natalie Jaresko, y no usar de intermediario a Rosselló. Aunque tengan que ajustar los gastos en sus municipios, prefieren quedarse a salvo, en sus flamantes escritorios, recibiendo un salario que es bastante decente, por no decir inmerecido, a enfrentar la posibilidad de ir a la calle.

Esto huele a motín a bordo, e incluso puede empeorar.

Debo decir que los que buscan salvar el pellejo a como dé lugar, tampoco quieren ir donde los líderes legislativos, les perdieron la fe, no por nada personal, ni porque les desagrade entrar al Capitolio, al contrario, siempre les encantó ir a la Casa de las Leyes, sino porque saben que tampoco allí podrán resolver nada.

Muchos levantamos las cejas cuando en su mensaje del pasado jueves, el gobernador dijo que lo de la Junta es una “obsesión ideológica”. Bueno, el mundo gira gracias a las obsesiones ideológicas, pero aparte de eso, al decir que se reserva el derecho de tomar cualquier acción, me pregunté si Ricardo Rosselló está contemplando sacar los tanques a la calle. El pequeño detalle es que no tiene tanques. Pero se los puede pedir prestados a la Guardia Nacional, y como los coronoles son espíritus de contradicción, va y a lo mejor se los prestan.

En ese mensaje tan críptico pronunciado el jueves, el Primer Ejecutivo auguró que acudirá a todos los foros que sean necesarios para quejarse de la Junta. Supongo que eso quiere decir que recurrirá a organismos internacionales como la ONU o la OEA, pero antes de hacerlo, que averigüe el resultado de aquella tan cacareada audiencia ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, celebrada en junio del año pasado, hace ya un año. Recuerdo que el moderador —el que anunciaba a los deponentes—, era un señor que aparentaba estar muy aburrido, me parece que de Antigua y Barbuda, y que ni siquiera se tomó el trabajo de preguntar cómo se pronunciaban los nombres de las personas que debía presentar. Es lo mínimo, ¿no? A mí me pareció muy mal eso de que cogiera la lista, y leyera los espantosos enredillos, al punto que la audiencia tenía que adivinar a quién le tocaba hablar.

Lo que no puede hacer el gobernador, como parte de estas escaramuzas bélicas que le rondan la mente, es intentar entrar a la Casa Blanca después de haberle prometido un puñetazo a Trump. Es decir, poder puede, pero ya sabe que está en la lista negra, podría ser detenido y confinado en un oscuro calabozo, donde estará dos o tres días a lo sumo, y lo soltarán rápido al no considerársele una amenaza a la seguridad nacional. Golpe bajo a su imagen.

El tema de Guaidó en Venezuela yo creo que nos está afectando. Si el gobernador no descarta ninguna acción contra la Junta, pero no va a sacar los tanques, no mandará a desalojar el edificio donde está Jaresko, ni se va a acercar a la Casa Blanca o al Congreso, ¿qué le queda? Hacer un Guaidó. Declararse presidente, convocar a la muchedumbre, y organizar un concierto solidario en la frontera. No me pregunten qué frontera, tampoco podemos ser tan quisquillosos. Ya aparecerá alguna.

Cada vez que prendo el radio y oigo que alguien se refiere a la posibilidad de suprimir el presupuesto de la Junta Fiscal, como medida de confrontación abierta, para que no tengan ni con qué pagar el agua, pienso que de verdad la obsesión ideológica está en la sábana, como las calenturas. ¿No se dan cuenta de que el Congreso, que defiende y ampara a sus criaturas, puede sacar dinero de donde le dé la regalada gana, y sobre todo de los fondos que se destinan a Puerto Rico? Eso de presentar proyectos legislativos sin ningún futuro, y empinarse a decir que existe una posibilidad de estrangular a la Junta, es un absurdo, un alarde infantil, una manera de armar bulla sin ningún referente anclado en las condiciones actuales.

No le temblará el pulso al Congreso, o al presidente Trump, para autorizar el uso de una partida urgente, sacada de los propios fondos asignados y aún no remitidos a Puerto Rico, a fin de respaldar los gastos de la Junta. Ya está. Miren qué fácil. Sin contar con que es posible que la jueza Laura Taylor Swain salga en defensa de Promesa, de la Junta y de María Santísima, y expida órdenes para caerse de fondillo.

Supongo que entonces hablarán de ir a los “foros” pertinentes —a donde el señor de Antigua y Barbuda, por ejemplo, en el Comité de Descolonización— para quejarse de que, de los $5,000 millones que venían para Carreteras, el Tesoro solo autorizará $4,700, porque los $300 restantes se enviarán directamente a la oficina de Natalie Jaresko. El de Antigua y Barbuda, que no entiende ni pío, abrirá los ojos como platos y prometerá pasar el reclamo a la Asamblea General.

Gobernador, mire para acá. ¿No es mejor asumir la realidad, y poner todo esto en perspectiva? ¿Planificar un proceso que no se base en la improvisación o en los manoteos de ahogado?

Otras columnas de Mayra Montero

sábado, 10 de agosto de 2019

El zafarrancho PNP

La escritora Mayra Montero comenta sobre los giros de la política boricua tras la jura de Wanda Vázquez como gobernadora

domingo, 4 de agosto de 2019

El indulto a Rosselló

La escritora Mayra Montero asistirá mañana al Capitolio para presenciar la vista a la que está citado el nuevo gobernador Pedro Pierluisi

domingo, 28 de julio de 2019

Bad Bunny y Residente

Mayra Montero expresa que decir que se va a exigir la auditoría de la deuda, una deuda cambiante, enredada y casi negociada, es un cuento de caminos

domingo, 21 de julio de 2019

No renuncie, gobernador

Mayra Montero declara: "En cuanto al gobernador, si quiere quedarse, que se quede. Apenas molesta ahí encerrado; no debe comer mucho, no gasta agua en afeitarse, y no hará fiestas memorables porque, ¿quién va a ir a La Fortaleza a celebrar el qué?"

💬Ver 0 comentarios