Eudaldo Báez Galib

Tribuna invitada

Por Eudaldo Báez Galib
💬 0

Gobernador Rosselló, no ceda

La reestructuración municipal, tal y cual planteada por el gobernador Ricardo Rosselló es realmente la síntesis de la controversia que ha venido cuajándose durante décadas entre la consolidación radical de municipios en entes más amplios o mantener el esquema actual con transferencias de funciones ejercidas por el gobierno central.

Esa reestructuración ha sido debatida extensamente y recogida en proyectos legislativos, sin consecuencias. Aunque muchos hemos planteado la consolidación radical, la realidad política dicta hoy que la propuesta del gobernador es una fórmula intermedia, potencialmente consensual y atendible.

Además, si reconocemos que nuestro ambiente politicastro disfuncional clama por un evento que nos aglutine con civilidad, este es. Habiéndome involucrado por años en el debate, aseguro que en cada sector político del país, independientemente de cuestiones ideológicas, hay quienes están de acuerdo con una reformulación. Y el gobernador—no creo que con ese propósito, pero muy bienvenido—nos brinda tal oportunidad de civilidad a la vez que resolver una controversia seminal.

Entonces ¿por qué no aglutinar en cada postura, a favor o en contra, seguidores de las varias tendencias políticas, obviando a los partidos?

La modernización de la gobernanza municipal es esencialísima para nuestro futuro, independiente de colores partidistas. Como correctamente plantea el gobernador, el actual régimen municipal se derretirá en un futuro predecible. Como el calentamiento global, negarlo es irresponsable.

Entonces, nuestra realidad política dicta, evidenciado por expresiones ofrecidas por líderes políticos luego del anuncio del gobernador, que este será un asunto de “mollero”. La fuerza considerable de los alcaldes, unida a la de legisladores que dependen de estos para su reelección, erigirán una pared Trumpiana. El gobernador necesitará la fuerza de la razón, apoyada por la fuerza del pueblo, para derrumbarla.

Tenga presente el señor gobernador que la única limitación constitucional es que se varíe la configuración geográfica del municipio; lo que no contempla. El resto es campo abierto, ya que el ente municipal, en su formación política y económica, es criatura de legislación. Y aunque la reformulación no exige referéndum, tal vez sea necesario como fuerza de persuasión.

Llámese condado, distrito, u otro, el producto final debe surgir de un cuidadoso análisis que distinga entre las funciones beneficiosas del ente municipal actual y las del regional a proponerse, con parámetros de eficiencia y realismo. Pero, ¡cautela! Es imprescindible aislarse en el debate del “nuevo normal”: de ese “yo” sobre el “nosotros”.

Otras columnas de Eudaldo Báez Galib

martes, 5 de marzo de 2019

De rodillas en Puerto Rico

El exsenador Eudaldo Báez Galib indica que Puerto Rico no es solo colonia, sino propiedad

💬Ver 0 comentarios