Ana Teresa Rodríguez Lebrón
💬 0

Gobierno desnudo

Una de las claves para lograr contar con un país de vanguardia reside en su capacidad de prevenir. Entiéndase, en la competencia de “prever, ver, conocer de antemano o con anticipación un daño o perjuicio”.

Por tanto, para poder ostentar una administración progresista necesitamos de la planificación. Pero para planificar, necesitamos talentos capaces de alinear las necesidades con metas y objetivos cuyo indicador siempre pueda medirse en deferencia al colectivo.

Lamentablemente nuestra experiencia dista mucho de estar cerca de lograr esta obligación. Con el paso de las décadas si algún plan hemos visto en continua ejecución, es la [des]planificación junto a la ausencia de “talentos” que al menos sepan cómo “apagar fuegos” eficientemente.

El desmantelamiento sistémico de organismos gubernamentales como lo son la Junta de Planificación, el Departamento de Educación y los componentes del Sistema de Justicia y Seguridad Pública, entre otros, han dejado un gobierno desnudo ante un país que vive las consecuencias de la toma de decisiones desinformadas e ilógicas.

Es por su desdén en la planificación que, ante los eventos naturales que hemos enfrentado, miles de personas aún no cuentan con un hogar seguro, cientos de escuelas se mantienen cerradas; y los criminales se pasean a sus anchas a sabiendas de que lo único aquí planificado y organizado, es el crimen.

Por ejemplo, la pasada semana en el pueblo de Ponce fue baleado un niño de apenas cuatro años. Llevaba ceñida a su pequeña camisa una bolsa plástica con 156 decks de heroína. Ante tan cobarde y reprochable acto, queda evidenciada la incapacidad del gobierno en proteger, incluso, a las poblaciones más vulnerables.

Sin planificación, estamos condenados a la deriva. A palabras vacuas que buscan fútilmente manipular la opinión pública. A la improvisación que terminará por arrancarnos de nuestras manos, eso que llamamos futuro.


Otras columnas de Ana Teresa Rodríguez Lebrón

miércoles, 13 de mayo de 2020

El mar y nuestra idiosincrasia

Por estos días, lo que particularmente extraño es el mar y lo que este significa en nuestra idiosincrasia isleña, escribe Ana Teresa Rodríguez

jueves, 16 de abril de 2020

La ceguera también es esto

Aunque perdiendo poco a poco la vista, ¡todavía nos queda esperanza! Y esta se reanuda así sea a fuerza de cacerolazos, puntualmente a las 8:00 pm, escribe Ana Teresa Rodríguez

viernes, 13 de marzo de 2020

Coronavirus y falta de confianza

Crisis tras crisis, ellos aún no se enteran de que la ciudadanía les retiró la confianza no solamente a ellos, sino al propio Estado y sus instituciones, escribe Ana Teresa Rodríguez

💬Ver 0 comentarios