Ana Teresa Rodríguez Lebrón
💬 0

Goodfellas

“Never rat on your friends and always keep your mouth shut”.

Quien ha visto la película Goodfellas, recordará que esas son las dos lecciones de vida que comparte el personaje de Henry Hill.

Entiéndase que para pertenecer a ciertos círculos siempre hay que hacer sacrificios.

Solidaridad y silencio. ¿Vale la pena?

Esto es lo primero que me pregunto cuando llegan esas noticias que terminan por despeñar la poquita fe que me resta.

No importa cuánto empeño teórico uno le ponga a la construcción lógica del por qué el ser humano siente este impulso (cuasi) orgánico por pertenecer a ciertas esferas de poder; al final del día, ni con Foucault se logra deconstruir tanta rabia.

¿Realmente vale la pena deber a esos “santos” una vela?

En serio, ¿cómo es que empieza la cosa?

¿Acaso con el ejercicio de compartir el pan y el buen vino en la misma mesa de los Made men?

¿O es cuando en reuniones estos te saludan efusivamente, preguntan en tono íntimo por la familia y en las fotos te dan el “honor” de salir cerquita de ellos?

¿Es ahí donde entre una cosa y otra te piden favores; y tú decides hacer favores sin preguntar?

Después de todo, aquí no se está para cuestionar sino para sumar.

¿Es eso lo que te dices para dormir tranquilo?

¡Vamos!, que se siente bien visitar esa casa de campo y estar entre ellos.

Queda claro que en este Macondo, el ego te lleva a beberte el kool-aid más rápido que en “Jones Town”. Incluso, te convences que eres merecedor de hasta deferencias presidenciales.

Te vives la película. Pero entonces llega el momento del sacrificio mayor.

A esa tertulia no te invitaron. Es tu nombre el que está camino al matadero. Para cuando te enteras, ya estás de espalda a la pared.

Los goodfellas ni siquiera estarán presentes en tu funeral.

Otras columnas de Ana Teresa Rodríguez Lebrón

lunes, 17 de septiembre de 2018

Denunciar la mentira

Ana Teresa Rodríguez Lebrón argumenta sobre el valor de la denuncia de la mentira

lunes, 20 de agosto de 2018

Nos queremos libres

Ana Teresa Rodríguez Lebrón aborda el problema de violencia contra la mujer

lunes, 16 de julio de 2018

Sacrificio salarial

La escritora Ana Teresa Rodríguez Lebrón señala que ganarse casi un millón de dólares pagado por un pueblo estrangulado económicamente no es un sacrificio

💬Ver 0 comentarios