Carmen Maldonado González

Punto de vista

Por Carmen Maldonado González
💬 0

Gracias, Don Marcelo Trujillo Panisse

Siempre nos pasa cuando tenemos una persona querida en los avatares de una enfermedad, de entra-y-sale del hospital. Siempre albergamos la esperanza de que todo va a mejorar y tendremos a nuestro ser querido de vuelta. Eso me pasó con Marcelo Trujillo Panisse, alcalde de Humacao, maestro y consejero, servidor público y deportista del baloncesto. 

Son muchos los adjetivos con los que podemos adornar su nombre. Ganó las elecciones del año 2000 y desde el inicio demostró que venía en serio, en el “dribleo” y encestando, trabajando en equipo y trazando planes. Así ganó cuatro elecciones consecutivas y si la enfermedad no hubiera entrado en su cancha de juego, sin duda hubiera ganado las próximas; eso lo aseguraban los propios y admitían los ajenos. 

Fue jugador de los Leones de Ponce en el Baloncesto Superior Nacional (BSN), dirigente de los Piratas de Quebradillas, de los Capitanes de Arecibo, apoderado de los Grises de Humacao y presidente de la Liga Puertorriqueña de Baloncesto. Sin duda aplicó en la política lo aprendido en la cancha. 

En tiempos en los que este país desalojó a un gobernador de manera pacífica, donde los casos de corrupción y peculado son lamentablemente frecuentes, Marcelo Trujillo Panisse es un ejemplo del servidor público cabal y maestro de los que hemos entrado a estas lides. 

En cada reunión que compartimos en la Asociación de Alcaldes de Puerto Rico, sus experiencias al solucionar problemas, al lidiar con situaciones diversas, le permitieron ser siempre directo y preciso. Como líder político, supo ejercer el valor del consenso, no para evitar divisiones, sino para promover el diálogo que genera entendimiento y respeta al opositor. Muchas palabras buenas escucharemos en los próximos días y muchas anécdotas nos harán reflexionar sobre la labor que Marcelo deja en Humacao y en el Partido Popular Democrático.

Curiosamente, al principio Marcelo le huyó a la política. En una ocasión contó que el senador Johnny Maldonado lo señaló como el candidato perfecto para la alcaldía de Arecibo, donde ejerció labores docentes en la Universidad Interamericana. Y aunque estaba seguro de prevalecer, sus padres se enteraron del guiño allá en su Guayanilla natal y le recomendaron: de política, nada. En aquella ocasión no aceptó el llamado, pero seguramente Arecibo hubiera tenido un gran alcalde. La suerte, sin embargo, no era para el norte, sino para el este. 

En Humacao primero fungió como portavoz de la minoría popular y al llegar el momento oportuno, todos lo señalaron como el candidato para la alcaldía humacaeña. Y así fue, previa consulta con Doña Rosín Plumey, su amada esposa fallecida el pasado mes de mayo. Desde que llegó, Marcelo hizo público que su plan era a largo plazo, a veinte años. 

El dolor y la angustia tras el paso del huracán María, nos contaba en las tertulias alcaldicias, fue uno de los momentos más duros en su carrera como primer ejecutivo. 

Hoy Marcelo Trujillo Panisse descansa en paz. Prometió y cumplió. No hay satisfacción más grande que esa. Ahí queda su ejemplo para todos nosotros. 

Otras columnas de Carmen Maldonado González

domingo, 3 de noviembre de 2019

Reconstrucción para Puerto Rico, ¿sí no no?

La vicepresidenta del PPD, Carmen Maldonado, plantea que la prioridad para Puerto Rico tiene que ser la reconstrucción post María, no una consulta de estatus

💬Ver 0 comentarios