Jaime Lluch

Tribuna Invitada

Por Jaime Lluch
💬 0

Grecia y Puerto Rico son...

Grecia y Puerto Rico tienen mucho en común, a pesar de la distancia cultural, social, e histórica que los separa, ya que ambas naciones están viviendo una grave crisis fiscal/económica y comparten algunas configuraciones políticas en común durante los últimos años. Veamos.

(1)   Enorme deuda pública y poco crecimiento económico. La de Grecia fue creciendo de 103% del Producto Interno Bruto en 2000 al 115% en 2009. Como en Puerto Rico, los partidos políticos se las arreglaban para seguir aumentando el gasto público a la misma vez que los ingresos del estado mermaban.  La deuda puertorriqueña es superior a $73 billones.

(2)   Bipartidismo.  De 1974 al 2010 el sistema de partidos griego, aunque multipartidista, lo dominaban el PASOK de Andreas Papandreou y la Nueva Democracia de Karamanlis.  Acá hemos tenido al PNP y al PPD en el poder por muchos años.

(3)   Cronología de la crisis.  La crisis griega del 2010-17 tiene su origen temporal en la segunda mitad del período que va desde la recuperación de la democracia en 1974 hasta el 2010.  En el 1981 el PASOK inició su período hegemónico sobre la política griega, ganando seis elecciones y gobernando a Grecia por más de 20 años. La crisis fiscal puertorriqueña de 2005-2017 tiene sus orígenes en un periodo de declive económico que comenzó en los noventa y coincide con la tendencia ascendente del PNP.

(4)   Imposición de políticas de austeridad. Para el 2009, Grecia tenía que gastar 3.2% de su PIB para darle servicio a su deuda externa, más que cualquier otro estado de la Eurozona. En mayo 2010, intervino la troika de la Comisión Europea/Fondo Monetario Internacional/Banco Central Europeo y acordaron con Grecia un plan de ajuste fiscal draconiano ordenando consolidación fiscal a través de reducciones en pensiones, salarios, beneficios, costos, aumentos en impuestos, etc.  Según Stathis Kalyvas (2015), el jamaqueo a la economía griega fue colosal.  Para el 2014, los ingresos personales habían bajado un 33%, uno de cada tres griegos estaba desempleado (60% entre jóvenes), y la economía se había achicado un 25%. La resultante depresión griega es comparable en magnitud a la Gran Depresión de 1929-1933. La demanda doméstica colapsó, el sistema bancario implosionó, y la inversión en Grecia bajó 46%. En esencia, la economía colapsó y todavía Grecia no se ha recuperado.  Esto es lo que le espera a Puerto Rico, debido al dogmatismo neoliberal de la Junta de Control. Ya Puerto Rico ha tenido una década pérdida, y si dejan que la Junta imponga su ortodoxia irracional, tendremos una segunda década de pérdida.

(5)   El nivel supra decide. Grecia es parte de la Unión Europea, un ente supranacional que gradualmente se está pareciendo a una federación, y Puerto Rico es un territorio de una federación.  En 2010-2017, entidades supranacionales (la Troika) estaban dictando el futuro de Grecia. En 2016-2017, un ente impuesto por el estado central está nublando el futuro dePuerto Rico.

(6)   Factores Domésticos Políticos. Puerto Rico y Grecia ambos padecen una crisis fiscal/económica profunda, y también comparten ciertas configuraciones políticas que son la causa del endeudamiento.  Ya desde los ochenta Grecia venía acarreando problemas de gobernanza. Tendencias nefastas en la burocracia estatal:  mala gestión, un legalismo formalista y rígido, prácticas informales que llevan a la corrupción, impunidad de los corruptos, privilegios injustificados y arbitrarios, opacidad administrativa, mala coordinación entre las instituciones, estadísticas no fidedignas, sistema de contabilidad no confiable. La Agencia de Estadística griega famosamente en el 2009 informó equivocadamente sobre el tamaño del déficit griego (Kalyvas, 2015).  

Todas estas tendencias las hemos visto en el caso del gobierno de Puerto Rico. Además, las prácticas clientelistas y populistas de los dos partidos principales de Grecia ayudan a explicar la combinación fatal de gastos gubernamentales altos y crecientes con recaudos decrecientes. En Grecia, PASOK y Nueva Democracia ambos actuaron irresponsablemente. Los partidos desarrollaron un contrato social informal con la sociedad: votos se intercambiaban por bienes privados (Kalyvas, 2015).  Por ejemplo, en 2004 a través del llamado decreto Pavlopoulos, Nueva Democracia convirtió los contratos de duración limitada de miles de trabajadores públicos a contratos de duración indefinida. PASOK después del 1981 utilizó los fondos estructurales de la Comunidad Europea para alimentar su máquina de patronazgo y clientelismo. 

Las acciones irresponsables de ambos partidos contribuyeron a crear la crisis de la deuda que luego explotó en 2010. Acá, el PNP y el PPD ambos han actuado de manera irresponsable desde el 2005, y a través de sus prácticas clientelistas y populistas, ayudaron a crear la crisis que hoy padecemos.

Otras columnas de Jaime Lluch

martes, 7 de noviembre de 2017

¿Mamá, dónde está Abuelo?

El profesor Jaime Lluch relata una dura vivencia de una familia después del huracán María como tributo a las víctimas del ciclón

jueves, 19 de octubre de 2017

Independencia en la mesa de negociación

El profesor Jaime Lluch analiza las condiciones en las que se ha producido el proceso político de la reclamada independencia de Catalunya

sábado, 7 de octubre de 2017

Carmen, Ricardo y María

El autor compara el desempeño de Ricardo Rosselló y Carmen Yulín Cruz ante la visita del presidente Trump

domingo, 1 de octubre de 2017

En la mira un huracán político

Otro huracán va a atraer la atención mundial hoy domingo. Este lleva formándose hace siete años, aunque su origen histórico se remonta siglos atrás.

💬Ver 0 comentarios