Raymond Pérez

Tinta Boricua

Por Raymond Pérez
💬 0

Guatemala o Guatapeor

La gente del deporte en Puerto Rico, los de nivel recreativo y profesional, no las vieron venir, mucho menos los analistas ni los columnistas deportivos… estuvimos enfocados en lo duro y perjudicial que sería para el Deporte el plan de austeridad impuesto por la Junta de Control Fiscal, y entonces, llegaron estas ‘chicas’, Irma y María, nos cogieron con los pantaloncillos a medio poner… y acabaron por trastocar la estructura deportiva del país.

Y todo el mundo se tuvo que poner a remendar los planes deportivos.

El 24 de junio del pasado año, en una columna publicada en El Nuevo Día y escrita por este servidor, titulada ‘Que venga limosnero olímpico 2’, éste era el párrafo inicial… “Poca gente lo sabe, pero desde hace algunos meses el Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur) ‘teje’ maravillas con tal de estirar el dólar y pagar, aunque atrasado, a algunos de sus empleados y cumplir con sus demás obligaciones. Y es que la crisis fiscal que azota al país, no perdona nada… ni al deporte”.

Así las cosas esta semana El Nuevo Día publicó que ‘ese chicle olímpico’ ya no daba para más… y dio a conocer que en el COPUR se tomaron medidas para realizar recortes de un 15% a los salarios de los empleados que laboran allí.

En estos días ,el COPUR parece estar inmerso en el ojo de una tormenta de cara a los Juegos Centroamericanos y del Caribe a celebrarse en Barranquilla este verano.

La renuncia, hace dos semanas, por alegados motivos personales, del entonces secretario del Departamento de Recreación y Deportes (DRD), Andrés Waldemar Volmar, también tiene en un profundo pienso al COPUR. Lo mismo el nombramiento de la nueva secretaria, la licenciada Adriana Sánchez Parés.

Ciertamente Volmar no fue un aliado para el COPUR y su presidenta, Sara Rosario, en el año en que estuvo al frente del DRD. Ahora mismo el COPUR y Rosario, no pueden siquiera indicar si han salido de ‘guatemala’ en el caso de Volmar, para meterse en ‘guatapeor’, en el caso de Sánchez.

Y esto es así porque a casi dos semanas del nombramiento de la nueva secretaria, la joven funcionaria ni siquiera ha hecho público su plan y estrategia de trabajo para manejar el deporte recreativo, ni profesional, ni olímpico. No se ha reunido con la prensa deportiva del país para dar a conocer su enfoque en torno a un serie de programas deportivos-recreativos que maneja el DRD ni ha dicho cómo manejará los programas adscritos al COPUR, como lo es el de la Junta del Atleta a Tiempo Completo.

De hecho, ni Rosario ni Sánchez se han reunido hasta el momento. Eso debería tener cierta inmediatez deportiva, digo yo. Después de todo… cuentas claras, conservan amistades…

Otras columnas de Raymond Pérez

martes, 22 de enero de 2019

Con una buena baraja bajo la manga

En diciembre del 2018, la Junta de Directores del BSN determinó que impondría un nuevo tope salarial de $40,000 para el torneo. A inicios de este mes, la Asociación de Jugadores aprobó un voto de huelga de mantenerse este nuevo tope salarial y la pasada semana su presidente, Carlos Rivera, insistió en que se debería jugar con el tope salarial del 2018, es decir $60,000. Un día más tarde de las declaraciones de Rivera, algunos apoderados del BSN volvieron a insistir en defender el tope salarial justificando que algunas franquicias no podrían cumplir económicamente con los compromisos de un tope salarial de $60,000. Y fueron a más… si los jugadores quieren resolver el asunto, que traigan soluciones.

martes, 8 de enero de 2019

$40,000 por jugar en el BSN, ¿buen negocio?

Dos tormentas, de nombres Irma y María, junto a una Junta de Supervisión Fiscal impuesta por el gobierno federal, trajeron unos lodazales que amenazan con darle un azote a los cimientos del Baloncesto Superior Nacional (BSN), que no sufre un fuerte percance desde los tiempos del caso federal de David Ponce en 1984.

💬Ver 0 comentarios