Charlie Rodríguez

Tribuna Invitada

Por Charlie Rodríguez
💬 0

Gutiérrez, respete nuestra autodeterminación

Cada vez que el congresista Luis Gutiérrez habla en contra de un pueblo que reiteradamente ha escogido la estadidad como fórmula descolonizadora, es como si fuera un delito exigir lo que la Constitución federal establece como derechos para cada ciudadano.

Mientras Gutiérrez simpatiza con la independencia para la Isla, no puede entronizar que sobre el 95% de los puertorriqueños apoyamos la unión permanente con los Estados Unidos. Trata de desprestigiar el resultado de la reciente consulta plebiscitaria en la que efectivamente el 97% apoyó el reclamo de estadidad.

Todos ejercimos nuestro derecho: unos a acudir a las urnas, otros a delegar su responsabilidad, algunos a conformarse con que otros decidieran y unos cuantos a huir para no ser contados.

Gutiérrez le dice al Congreso que hay un plan estadista en la Isla. ¡Claro! Un plan para reclamar los plenos derechos y no conformarnos con continuar con 519 años de coloniaje.

¿Resulta malo ahora ser leal a la nación y exigir lo que en justicia nos corresponde? ¿Es ilegal que un ciudadano americano le pida a su Congreso la igual protección bajo las leyes?

Se empeña el congresista en carpetear a funcionarios puertorriqueños en agencias públicas, arguyendo que son republicanos a los que hay que temer, que respaldan las políticas del presidente Donald Trump y que no se les puede hacer el juego de apoyar la estadidad bajo estas causas.

La realidad es que ambos partidos nacionales se han expresado a favor de la descolonización de la Isla. De hecho, el Partido Demócrata en el que Gutiérrez milita establece que corresponde a los puertorriqueños determinar su estatus político final entre opciones permanentes, como los es la estadidad.

Gutiérrez critica al gobernador Ricardo Rosselló por querer rescatar la credibilidad de la Isla en los mercados financieros, por la palabra empeñada para obtener crédito. Luego insiste en que Rosselló hizo mal en acogerse a la protección del Título III de la Ley Promesa.  Para Gutiérrez, ningún camino tenía salida.

El congresista no guarda reparos en criticar a Jenniffer González, la primera mujer en representar a la Isla en el Congreso, en vez de aunar voluntades con ella en beneficio de Puerto Rico y expresar la solidaridad y el apoyo que, como buen puertorriqueño, debería extender.

No bastó que el presidente Demócrata Nacional, Tom Pérez, apoyara la estadidad percibiendo que sus propios hermanos residen en un territorio sin derechos ni plena representación, para que el congresista tratara de argüir el pago de favores o componendas, mientras por los pasillos del Congreso corren cabilderos con bolsillos llenos que incluso le han visitado.

Gutiérrez debe tener algo bien claro: Puerto Rico no se va a rendir hasta convertirse en el estado 51.

Otras columnas de Charlie Rodríguez

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Victoria para la estadidad en las elecciones congresionales

El presidente del Partido Demócrata de los Estados Unidos en Puerto Rico considera que los resultados de las elecciones de medio término que culminaron anoche representan una victoria para la estadidad de la isla

💬Ver 0 comentarios