Juan Colón Rodríguez

Punto de vista

Por Juan Colón Rodríguez
💬 0

Hacia una educación en el desarrollo sostenible

Todos los años en los primeros días de mayo las instituciones educativas celebran la semana de la educación. Hoy recordamos la parte más importante de nuestro proceso educativo, los estudiantes. Ante un sistema educativo cuestionado internacionalmente como lo es el nuestro, debemos buscar propuestas que podamos implementar para que el sector educativo en la isla sea más eficaz. Entendemos que un currículo educativo nacional basado en la Agenda del 2030 para el Desarrollo Sostenible de la Asamblea General de la ONU es una alternativa. 

El 25 de septiembre de 2015 los Estados miembros de la Naciones Unidas aprobaron una resolución en la que reconocen que el mayor desafío del mundo actual es la erradicación de la pobreza y afirman que sin lograrla no puede haber desarrollo sostenible.

Además de poner fin a la pobreza en el mundo, estos objetivos incluyen, entre otros puntos, erradicar el hambre y lograr la seguridad alimentaria; garantizar una vida sana y una educación de calidad; terminar la desigualdad laboral entre el hombre y la mujer; asegurar el acceso al agua y la energía; promover el crecimiento económico sostenido; adoptar medidas urgentes contra el cambio climático; promover la paz y facilitar el acceso a la justicia.

La Agenda plantea 17 objetivos con 169 metas de carácter integrado e indivisible que abarcan las esferas económica, social y ambiental. La nueva estrategia regirá los programas de desarrollo mundiales durante los próximos 15 años. Al adoptarla, los países se comprometieron a movilizar los medios necesarios para su implementación mediante alianzas centradas especialmente en las necesidades de los más pobres y vulnerables.

Como sabemos, no somos del grupo de países que constituyen la Asamblea de las Naciones Unidas por la relación política que tenemos con Estados Unidos. Sin embargo, los 17 objetivos de la Agenda de Desarrollo Sostenible son aplicables a nuestro territorio, ya que todos ellos describen los distintos desafíos que enfrentamos como sociedad. Estas políticas se podrían lograr si se hace un proyecto educativo de país, que trascienda las líneas partidistas y mal manejo de las diferencias de filosofías educativas que son implementadas en nuestras escuelas. En un Puerto Rico donde el desarrollo, como esa actividad inicial de procesos en los cambios sociales, educativos, económicos etc., es tan necesario, urge un plan educativo que atienda los problemas reales. 

Dentro de esta nueva realidad del COVID-19, celebremos el día del estudiante realizando proyectos educativos y formando alianzas entre el sector privado y público donde realmente se atiendan las distintas necesidades de nuestros niños. Exhortamos a las distintas autoridades educativas a considerar la Agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Otras columnas de Juan Colón Rodríguez

viernes, 17 de abril de 2020

La escuela privada, eje fundamental de la educación

Es lamentable que nuevamente veamos este tipo de estilo de poca participación ciudadana ante una medida del Senado que afectaría a muchos puertorriqueños, escribe Juan Colón Rodríguez

💬Ver 0 comentarios