Jorge Colberg Toro

Elecciones 2020

Por Jorge Colberg Toro
💬 0

Hay candidatos, pero faltan ideas

El próximo martes comienza el conteo regresivo hacia la celebración de las próximas elecciones generales, que se llevarán a cabo el martes, 3 de noviembre del 2020.

A 12 meses de esa fecha, es pertinente analizar la campaña electoral.

Comencemos por el PNP. La colectividad enfrenta múltiples retos y aunque no sabemos quiénes aspirarán a la gobernación, podemos anticipar que el escollo principal que enfrentarán no será la falta de candidatos, sino la ausencia de un mensaje optimista y creíble.

Para el PNP será muy difícil prometer o hacerle una representación al país de una agenda de futuro, cuando ni siquiera pudieron terminar este cuatrienio.

Ante eso, la convocatoria a un referéndum de estadidad Sí o No —el día de las elecciones— es una estrategia obvia para tratar de motivar a una decepcionada base que vio desvanecer su sueño ideológico, cuando fue abatido por la inexperiencia y la corrupción, en un momento único donde el PNP controlaba todas las esferas de poder.

Irónicamente, el PNP fue el peor enemigo de la estadidad. Ahora bien, esa colectividad es una fuerza electoral amplia y militante que puede levantarse y ganar unas elecciones.

Por su parte, el PPD arrancó con una exitosa convención en la que pudieron proyectar un clima de unidad y una agenda colectiva entusiasta, usando el verano del 2019 como punto de partida.

En la medida que se mantenga —como hasta ahora— sin dar indicios de división, fraccionamientos ideológicos o de favoritismo por parte de la maquinaria institucional, las posibilidades de ganar las elecciones aumentan. Sin embargo, si se desata una lucha ideológica o si presentan un programa de gobierno obsoleto y anticuado, podría llevar al PPD a una lastimosa derrota electoral.

El PIP, mientras, se encamina a una asamblea en la que todo parece indicar que las posiciones estratégicas de esa colectividad: Gobernación, Senado y Cámara por acumulación, recaerán en las manos de Juan Dalmau, María de Lourdes Santiago y Dennis Márquez, respectivamente.

Si bien el PIP ha tenido un proceso de cambio generacional que ha descansado, principalmente, sobre estas tres respetadas figuras, la realidad es que aún no logran un crecimiento electoral institucional.

Entonces tenemos al Movimiento Victoria Ciudadana, único partido emergente que logrará inscribirse. Aún está por verse si hará una diferencia significativa, porque el único anuncio que han hecho en los últimos 90 días, es cómo repartirán los puestos; un mensaje totalmente contradictorio a su génesis.

Y así llegamos al senador independiente José Vargas Vidot, cuyas propuestas nos invitan a la reflexión continua. Auguro que sus aportaciones nutrirán el debate electoral.

En fin, la campaña ha iniciado y las piezas del rompecabezas comienzan a moverse.

Evidentemente, los candidatos sobran, pero loque aún faltan son las ideas; buenas y de avanzada, bien fundamentadas y con fuentes de financiamiento, que es la forma responsable de ofrecerlas. Ideas de cambio, eso es lo que el país espera y reclama.


Otras columnas de Jorge Colberg Toro

domingo, 10 de noviembre de 2019

Los resultados de las elecciones especiales

En Humacao el resultado de las elecciones de hoy fue demoledor, no hay espacio para la corrupción ni para las agendas divisivas, señala Jorge Colberg, quien analiza otros resultados de las votaciones dominicales

miércoles, 9 de octubre de 2019

La carrera popular a la gobernación

Es prudente pasar juicio sobre las fortalezas y retos que enfrenta cada uno de los cinco candidatos populares a la gobernación, dice Jorge Colberg

💬Ver 0 comentarios