Juan Lara

Tribuna Invitada

Por Juan Lara
💬 0

Hay que controlar la crisis fiscal

Los puertorriqueños vivimos en un estado de mucha confusión. Una vez más—como en “los tiempos de España” y en las primeras décadas del siglo 20—parece que alguien está escribiendo nuestra historia sin incluirnos; que no somos personajes en nuestra novela.

Acostumbrados a ver al gobierno de Estados Unidos como una figura paternalista, nos deja perplejos la actitud autoritaria y disciplinaria que asumió el Congreso ante nuestra crisis de deuda, con la anuencia de la Casa Blanca y el apoyo indirecto de los más altos tribunales federales.

Las fantasías de que el Tesoro o la Reserva Federal se harían cargo de la deuda pública de la Isla se han derrumbado ante la realidad de que “los americanos” nos exigen rendición de cuentas.

La manifestación más dolorosa de esta actitud imperial es la intención—ya casi un hecho—de imponernos una junta de control fiscal para estabilizar las finanzas de nuestro gobierno y encauzar la renegociación de la deuda pública. Ante esta posibilidad, la reacción muy comprensible de muchos ciudadanos es una de indignación patriótica.

Sin embargo, hay otra cara de la moneda que no podemos dejar de ver: que los puertorriqueños hemos perdido el control de la crisis y necesitamos ayuda externa para superarla.

Tras diez años de recesión, destrucción de riqueza, pérdida de empleos y emigración en masa, hemos fracasado en la tarea de estabilizar el presupuesto de nuestro gobierno y sus corporaciones, y hemos permitido que la deuda pública se vuelva inmanejable. No hemos sido capaces de articular un proceso de concertación para asumir y distribuir justamente los sacrificios de un programa de ajuste económico que resulta inevitable en casos de desequilibrio financiero como el que nos aqueja. Las medidas que sí se han tomado—algunas muy duras—no han dado los resultados deseados porque han quedado como medidas aisladas, sin integrarse en un programa coherente de control fiscal.

Un buen ejemplo de esto es la manera accidentada y conflictiva en que ha ido evolucionando el IVU, y la inmadurez política que ha caracterizado el debate sobre el IVA, y no sólo en la Legislatura, sino también en la llamada sociedad civil.

El resultado de todos estos tropiezos es que hemos perdido el control de las finanzas públicas y la confianza de los mercados financieros. En estas circunstancias, no es de esperar que los bonistas se sienten a renegociar la deuda con nosotros sin algún tipo de intervención externa que les garantice la seriedad del proceso. Si fuésemos un país independiente, nos hubiésemos visto obligados a pedirle ayuda al Fondo Monetario Internacional (FMI) y aceptar las condiciones de austeridad y reformas que esa entidad suele imponerles a los países que solicitan su apoyo.

Pero como somos un territorio no-incorporado de Estados Unidos, la junta de control fiscal viene a hacer el papel del FMI.

Ante esta realidad, la mejor estrategia es enfocarnos en utilizar a la junta federal como un instrumento para lograr varios objetivos. El primero es eliminar de una vez por todas el déficit estructural del gobierno central que venimos arrastrando desde hace una década. El segundo es realizar una renegociación completa de la deuda pública, con recortes sustanciales tanto en el monto de la deuda como en el pago de intereses. Estos dos objetivos coinciden con la misión de la junta. Además de esos, también debemos procurar que la junta sirva de emisario e intermediario en un diálogo con Washington sobre una nueva estrategia de desarrollo económico para Puerto Rico.

Por último, debemos presionar a la junta para que nos ayude a llevar el mensaje de que urge definir nuestro status político de manera definitiva.

Otras columnas de Juan Lara

miércoles, 8 de agosto de 2018

¿Qué presagia el acuerdo con los bonistas de AEE?

El economista Juan Lara comenta posibles implicaciones del acuerdo preliminar con un grupo de bonistas de la AEE y resalta la importancia de clarificar expectativas de cara a un acuerdo que podría sentar pauta en la renegociación de otras deudas

lunes, 16 de julio de 2018

La AEE y la voluntad de cambio

El economista Juan Lara expresa que el sueldo del director ejecutivo de la AEE se tiene que definir en el contexto del amplio proyecto de transformación de la corporación

💬Ver 0 comentarios