Wanda Vázquez Garced

Punto de Vista

Por Wanda Vázquez Garced
💬 0

Honestidad y compromiso

Hay un nuevo clima de confianza y colaboración entre el gobierno de Estados Unidos y Puerto Rico. La evidencia está en la certeza que han mostrado los funcionarios federales para, en cumplimiento con su responsabilidad, hacer disponibles los fondos de recuperación que hasta hace siete meses estaban paralizados.

Esta semana, por ejemplo, recibimos de manos del subsecretario de Vivienda federal, Brian Montgomery, el acuerdo firmado que viabiliza el uso de $8,200 millones en fondos de desarrollo comunitario para atender los daños del huracán María. Esta cifra se suma a los cerca de $1,500 millones para obras de reconstrucción que otorgamos la semana pasada y que se estarán realizando en distintas escalas en nuestros 78 municipios.

Se trata de fondos que van dirigidos a atender las necesidades que han sido identificadas por nuestros alcaldes y que se concentran en trabajos de reconstrucción de viviendas e infraestructura.

Asimismo, en los últimos seis meses se han obligado alrededor de $6,600 millones en fondos de Asistencia Pública de FEMA, de los cuales se han desembolsado más de $4,000 millones.

Todo esto ha sido posible porque, principalmente, hemos ido abonando a la confianza entre nuestro gobierno y las autoridades federales. La clave ha sido la transparencia, la honestidad, la firmeza en nuestros reclamos y la colaboración, tal y como ha confirmado el Coordinador Federal para los Asuntos de Puerto Rico en la Casa Blanca, Peter Brown, al expresar durante una conferencia de prensa en La Fortaleza que la coordinación entre las agencias ha mejorado dramáticamente durante los pasados meses.

El funcionario también dijo sentirse más tranquilo porque estaba seguro de mi compromiso como gobernadora por asegurarme que los fondos federales se utilicen responsablemente para atender las necesidades de nuestro pueblo, conforme a las leyes y con la mayor pulcritud en beneficio del interés público.

Este logro ha redundado en que las agencias federales y estatales, encargadas de atender las emergencias y necesidades en Puerto Rico, colaboren en conjunto, situación que pocas veces se ha logrado en la isla.

En todo este esfuerzo gubernamental hay que reconocer el trabajo de los respectivos equipos de trabajo y otros componentes importantes de nuestro gobierno, que son los contactos directos con el Departamento de Vivienda Federal y con FEMA para que, de una vez y por todas, se hayan roto las barreras que se habían impuesto y que nos imposibilitaban el acceso a todo el dinero que nos fue asignado y que por ley nos pertenece.

Asumimos la responsabilidad de dirigir el gobierno para servir a nuestra ciudadanía y parte esencial de nuestra agenda está en avanzar a la recuperación del país y alcanzar un mayor bienestar para todos los que habitamos en esta bendita tierra.

Se trata de una tarea ardua porque, como sabemos, cuando comenzamos a avanzar las conversaciones para la disposición de los fondos de recuperación por el desastre de los huracanes Irma y María, sufrimos los estragos del terremoto en la zona sur.

Hoy, frente a la tragedia del terremoto, podemos decir que hemos avanzado en la recuperación, pero no estaremos complacidos hasta que todas las familias afectadas estén reubicadas en residencias seguras, hasta que hayamos reparado nuestras escuelas, carreteras, puentes y edificios.

Una de mis prioridades como candidata a la gobernación será exigir la igualdad que por derecho nos corresponde. La confianza ganada en apenas seis meses con el presidente Trump y los miembros de su gabinete y del Congreso ha sido por la transparencia, la honestidad y el compromiso para trabajar en la reconstrucción de Puerto Rico. Por lo que estoy convencida que con ese voto de confianza que me brindará el pueblo en las primarias, podremos lograr cosas que nunca habíamos logrado, para ofrecerles a nuestra hermanos y hermanas una sociedad mejor, más resiliente y con mayor bienestar y justicia.

Otras columnas de Wanda Vázquez Garced

💬Ver 0 comentarios