Chu García

Tribuna Invitada

Por Chu García
💬 0

Hora cero para Félix Verdejo

Aunque no tuvo una carrera amateur brillante, nunca se dudó que Tito Trinidad, nacido en Fajardo y criado en Cupey Alto, sería un campeón mundial de mucho prestigio, ya que le sobraba calidad y humildad; pero no ha habido un boxeador puertorriqueño, desde Wilfredo Gómez y quizá Miguel Cotto, que haya recibido más elogios desde que debutó en el profesionalismo en 2012 que Félix Verdejo, quien recibió una bonificación de Top Rank de $600 mil, luego de la Olimpiada de Londres, en donde se apuntó dos triunfos antes del perder con el eventual ganador de la medalla de oro del peso liviano, Vasyl Lomachenko, 14-9, en cuartos de final, y que el ucraniano consideró su combate más duro.

Con su sonrisa noqueadora por delante, su técnica acrisolada, plasticidad de movimientos de pies y manos, más fortísima pegada, el hijo de Las Gladiolas fue apodado Diamante enseguida y se creyó a fines de 2015 que sería cuestión de meses que se sentara en trono mundial de las 135, al menos en la OMB.

Sin embargo, se fue apegando más a la diversión que al gimnasio, y su carrera en ascenso cayó en barrena a pesar de que seguía invicto, lo que se agudizó al sufrir una caída en una motocicleta, en agosto de 2016, y posteriormente un resbalón en una bañera mientras se duchaba el mismo mes de 2017 en Big Bear Lake, en California, con su muñeca derecha lesionada, y no pudo enfrentar el 22 de septiembre a Antonio Lozada, Jr., quien será finalmente su rival este sábado en el llamado Teatro del Madison Square Garden.

De acuerdo a su manager y entrenador, Ricky Márquez, él ha aprendido de sus adversidades fuera del ring y promete un Diamante mejor tallado y con más quilates, cosa de recuperar el tiempo perdido y retar posiblemente a Raymundo Beltrán, de México, que obtuvo la faja vacante de las 135 libras de la OMB cuando el británico Terry Flanagan se adjudicó la junior welter del mismo organismo.

Aunque tiene 32 nocauts en sus 38 victorias, con un par de reveses, incluso uno por la vía rápida, Lozada, soberano de la Fecarbox, ha comido mucho pichón últimamente: el récord global de sus pasadas cinco víctimas es de 76-77-9, lo que demuestra calidad inexistente.

De hecho, en 2010, él, que mide 5-10, fue noqueado por otro mexicano, Hugo Hernández, con marca de 15-9 en el presente y siete conquistadores por KO.

Tenemos, pues, que esperar un éxito arrollador de Verdejo, al que obviamente le llegó la hora cero.

Otras columnas de Chu García

lunes, 25 de junio de 2018

Virus teatral afecta al fútbol

No existe un deporte perfecto, y en el fútbol elite hay demasía de simulaciones en caídas estrepitosas cuando en realidad no hubo contacto físico duro, ni tampoco intenciones del penalizado en lastimar al contrario, resultando en ocasiones en una artimaña para engañar al árbitro o a un juez de línea.

miércoles, 20 de junio de 2018

Sobran las patadas de patriotería en Rusia 2018

Ningún deporte engendra más nacionalismo que el fútbol, y en el caso de México es más notorio por el inmenso amor de sus hijos a su patria, residan en ella o en Estados Unidos, lo que en cierta forma es más loable que censurable porque la tierra es la segunda madre que alimenta el alma.

lunes, 18 de junio de 2018

Islandia ya no es pera en dulce

De sus 23 jugadores, solamente cuatro juegan en su liga de Islandia, que el sábado empató 1-1 ante Argentina, helando las venas de Messi que chutó 11 veces sin gol, e inclusive falló un penalti.

viernes, 15 de junio de 2018

Tito Acosta, trago amargo para Buitrago

Es evidente que un retador que busca por quinta ocasión un cetro mundial se insufle optimismo, y máxime cuando mañana combatirá en la tierra del monarca, y tal es el caso del nicaragüense Carlos Buitrago, quien dos veces perdió por el cinturón interino del peso mínimo de la AMB, pasando por un empate con el filipino Merlito Sabillo, que retuvo su diadema de las 105 libras de la OMB, y en su último intento fue noqueado técnicamente por el japonés Hiroto Kyoguchi, título FIB, en el octavo asalto.

💬Ver 0 comentarios