Ana Teresa Toro

Buscapié

Por Ana Teresa Toro
💬 0

Huracán interior

Sucede con frecuencia que callamos para no caer en la repetición, no decimos lo que sentimos porque estamos cansados de la misma historia y porque llevar cualquier cosa a la voz alta o a la palabra escrita la convierte en una inevitable realidad. Está ahí, y no podemos escapar.

Sucede justo esto con el huracán. Después de los vientos y el agua, de los derrumbes y el desconcierto, del hambre y el desastre, de la corrupción y los golpes políticos, incluso después de que a algunos les ha llegado la luz, queda el huracán interior que a todos se nos ha formado en el pecho y no sabemos qué hacer con él.

Está en el epicentro del cuerpo de quienes se han ido y de quienes se han quedado, está en las nuevas dinámicas sociales y familiares que se han generado gracias a los reacomodos de personas que perdieron sus hogares, está en las otras tierras y las otras raíces -las emocionales- que el huracán arrastró y sacó a la luz. Está todo el mundo destapando historias y dolores viejos, está todo el mundo mirándose las heridas, salándolas a veces, y otras, volviéndolas a esconder. Poco se sana. Tememos la lluvia y suena una alarma en la noche y no podremos volver a dormir en varios días. Se han caído máscaras, hemos conocido lo mejor y lo peor de la gente que amamos, hemos conocido un poco mejor quiénes somos. Mudamos una piel muy gruesa, y ahora, ¿qué uno hace con todo eso?

El huracán interior del cual cada uno de nosotros aún se resguarda está ahí todos los días: en el abrumador número de asesinatos en lo que va de año, en los suicidios, en la salud mental, en el miedo y en la rabia, en el carro que se lanza sobre otro en el semáforo apagado, en la actitud de sálvese quién pueda que cada día se siente tan natural.

El viento sigue ahí, está en el pecho y nos asfixia.

Otras columnas de Ana Teresa Toro

miércoles, 16 de mayo de 2018

El privilegio del “mérito”

La periodista Ana Teresa Toro argumenta sobre la concepción errada del mérito y la importancia de una cultura de meritocracia.

miércoles, 18 de abril de 2018

La pared

Ana Teresa Toro reflexiona sobre la destrucción del mural “Río Grande de Loíza” del maestro José Antonio Torres Martinó en la escuela Julia de Burgos, en Carolina

miércoles, 21 de marzo de 2018

Educadamente

Ana Teresa Toro defiende el valor de la educación y el derecho a protestar por defenderla sin que se acuse de mal educados a quienes se manifiestan

miércoles, 21 de febrero de 2018

Revolución interior

Ana Teresa Toro insta a tomar la palabra para refutar, desde los entornos familiares o de amigos íntimos, el comentario discriminatorio u otros que laceran nuestros principios y así intentar transformar visiones erradas

💬Ver 0 comentarios