Bámily López Ortiz

Tribuna Invitada

Por Bámily López Ortiz
💬 0

Ignorar el reclamo del pueblo

Todos los jueces del Tribunal Supremo estuvieron de acuerdo en que esa cláusula de la Ley 7 de 2005 que permitía que el Secretario de Estado ocupara permanentemente el puesto de Gobernador sin tener que ser ratificado por la Cámara y el Senado es inconstitucional. También dijo que el licenciado Pedro R. Pierluisi Urrutia asumió legalmente el puesto de gobernador el pasado 2 de agosto a las 5:00 de la tarde, pues la Ley 7 de 2005 se presumía constitucional. Hasta ahí llegó el Supremo. La decisión fue final y firme a las 5:00 de la tarde, cuando venció el término para pedir reconsideración. Pierluisi fue gobernador hasta las 5:00 de la tarde.  A esa hora la actual secretaria de Justicia, Wanda Vázquez Garced, juramentó como la segunda gobernadora de Puerto Rico.  El resto requiere interpretación, y cada cual adelantará la suya.

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, por Twitter, reclamó, con mayúsculas, “legitimidad” y dijo que estaría buscando “verdadera paz y estabilidad”. Fue el primero en hablar. Pero el Senado se negó a actuar en relación con el nombramiento de Pierluisi como secretario de Estado. Las dos veces que Rivera Schatz se paró en el podio a hablar contra Pierluisi se volvió a sentar en la presidencia y cerró la sesión. Ningún senador se atrevió a siquiera cuestionarle porque cerraba la sesión sin atender las mociones pendientes. Si tenía los votos para colgar a Pierluisi, ¿porque no lo hizo?  Para él era más importante ir al Supremo que acabar con la crisis.   Quería ser gobernador y ahora no puede.

Después habló la comisionada residente, Jenniffer González. Ni siquiera intentó aclarar si en efecto había negociado su nominación como secretaria de Estado para sustituir a Wanda Vázquez, según celebró en Twitter Rivera Schatz. Para González el Supremo hizo valer la Constitución, pero no dijo que esa ley que el Supremo acaba de declarar inconstitucional fue de su autoría. Para ella, lo que hizo el Senado – no decidir y tirarle el bulto al Supremo – fue lo correcto, aun cuando fuera a costa de la tranquilidad del pueblo. Quiere ser gobernadora con el apoyo de Rivera Schatz.

Por otro lado, Pierluisi, quien para mi continúa siendo el Secretario de Estado nominado en receso, confirmado por la Cámara y pendiente a la confirmación por el Senado, en su momento se atrevió a dar el paso al frente por Puerto Rico - por lo menos eso fue lo que dijo en esas conferencias de prensa que el país entero sintonizó como si fuera el capítulo final de “Betty, la Fea”.  Y aunque nos pareció honesto, nos impresionó su naturalidad, y respiramos un poco de tranquilidad, también lo recibimos con suspicacia, porque a fin de cuentas es otro político y no condena a la Junta de Control Fiscal.

Lo que vaya a pasar está en manos del Partido Nuevo Progresista, porque nos guste o no nuestro sistema de gobierno así lo dispone – por eso es que el Colegio de Abogadas y Abogados de Puerto Rico está proponiendo una enmienda constitucional.  Hasta ahora el único consenso irrefutable es que en el PNP – y probablemente en el país completo – nadie quiere a Wanda Vázquez como gobernadora y que ella no tiene la babilla para enfrentarse a Rivera Schatz, a quien todos temen.

Entanto, mientras nuestros líderes continúen ignorando el reclamo de la Revolución Boricua del Verano del 2019, los versos de García Lorca sentencian nuestra vivencia

                “Las heridas quemaban como soles 

                a las cinco de la tarde, 

                y el gentío rompía las ventanas 

                a las cinco de la tarde.

                A las cinco de la tarde. 

                ¡Ay, qué terribles cinco de la tarde!

                ¡Eran las cinco en todos los relojes! 

                ¡Eran las cinco en sombra de la tarde!” 

- Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, por Federico García Lorca.


Otras columnas de Bámily López Ortiz

💬Ver 0 comentarios