Kenneth McClintock

Tribuna Invitada

Por Kenneth McClintock
💬 0

Igualdad: inescapable, inevitable, inoponible

El llamado del gobernador de las Islas Vírgenes, en la vista pública celebrada hoy en el Senado federal para que se admita a Puerto Rico como la mejor manera de resolver los problemas de los demás territorios, es la más reciente muestra de la inevitabilidad, inescapabilidad e inoponibilidad de la igualdad.

El gobernador Albert Bryan, nuestro vecino a tan solo 28 millas al este de Culebra, sin anuncio previo, exclamó en la vista que la mejor manera de ayudar a los territorios pequeños es admitiendo al más poblado de los territorios, Puerto Rico.  

Para quienes se preguntan por qué, la respuesta es simple.  Cada vez que se le niega a uno de los territorios participación en un programa federal, les explican que no tendrían problemas en extendérselo a ellos pero que extenderlo a Puerto Rico sería muy costoso y afectaría el presupuesto del país.  Una vez fuéramos estado, no habría razón para negarle participación en virtualmente todos los programas federales a los territorios pequeños, porque no provocaría extender esos programas a Puerto Rico porque ya disfrutaríamos de los programas como estado admitido.

En la vista, era evidente que los pocos senadores presentes estaban plenamente conscientes de que no tendrían que estar pendientes de la disponibilidad de fondos de recuperación para Puerto Rico si tuviéramos los instrumentos de la estadidad.  El gobernador Bryan les recordó que tampoco tendrían que preocuparse por los territorios pequeños porque, con la admisión de Puerto Rico, desaparecería virtualmente la única excusa para negarlos a ellos la participación plena en casi todos los programas federales de la cual hoy están excluidos o incluidos solo parcialmente.

Nadie, obviamente, estaba más complacido con las palabras de Bryan que su homólogo puertorriqueño, el gobernador Ricardo Rosselló y las decenas de personas que irrumpieron en aplausos en plena vista.

Las palabras de Bryan se unen a la reciente acción de un comité legislativo en el estado de Washington que apoya nuestra descolonización, la aprobación unánime del Comité Nacional Demócrata de una resolución a favor de la estadidad, las acciones que realiza la Juventud Republicana, los Young Democrats y múltiples otros grupos políticos nacionales a lo largo y lo ancho del país, desde Maine a Guam y desde Alaska hasta la isla de Santa Cruz, que apoyan la admisión de Puerto Rico.

En los 48 años que llevo abogando por la estadidad en Washington DC, al igual que en nuestro territorio, viendo el trabajo del gobernador Rosselló y la comisionada Jenniffer González, la presencia en Washinton DC de múltiples legisladores territoriales, tanto estadistas  como pepedés,  nunca había sentido el nivel de inevitabilidad como siento este año de que la pregunta no es si Puerto Rico será admitido sino cuándo.

Puede que no sea este año o el próximo, dada las posturas del presidente, pero se va a dar, por lo que debemos inspirarnos a dar el máximo para que el espíritu que se sentía hoy en el salón de vistas 366 del edificio Dirksen del Senado se haga realidad.

Otras columnas de Kenneth McClintock

miércoles, 24 de abril de 2019

Tiempos de ejecución con Ricardo Rosselló

Kenneth D. McClintock indica que el mensaje de Ricardo Rosselló apeló a los jóvenes que no entienden que haya gente que discrimine o rechace por la orientación sexual

martes, 16 de abril de 2019

Las lecciones de Notre Dame

El exsenador Kenneth D. McClintock llama a tomar medidas protectoras de los edificios históricos y artísticos de Puerto Rico

jueves, 21 de marzo de 2019

Anticipando el futuro político

Kenneth D. McClintock analiza los efectos de la decisión de la alcaldesa de San Juan sobre su futuro político

💬Ver 0 comentarios