Orlando Parga

Punto de vista

Por Orlando Parga
💬 0

Inconformes adictos a su propio “Ay bendito”

La fila del pan un domingo post María daba vuelta a la manzana en la entrada de Caguas, provocando impaciencia en clientes no habituados a tan larga espera.

Al frente, un hombre con boina negra reaccionó incómodo y alzó la voz a los inconformes: “Déjense de tanta pamplina… en Vietnam yo tuve que hacer fila hasta para cepillarme los dientes; y terminaba en otra fila para treparme a un helicóptero a ver si me mataban”.

No recuerdo quién, pero alguien dijo que hay silencios que dicen más que mil palabras.

El mutismo que impuso el comentario del veterano me hizo pensar en las tribulaciones de María. Rondaba ya la duodécima semana que en mi casa subsistíamos sin energía eléctrica y la urbanización vecina, con sistema soterrado, provocaba envidia con sus guirnaldas de Navidad; en el vecindario corría la queja por el horrible costo del gas y diésel de los generadores, mientras el mío -de gasolina, “inverter” y “fuel injection”- hacía un roto en el presupuesto.

Fue así como, asimilando el regaño del veterano, pensé en los demás… en los empleados encaramados en torres y policías dirigiendo tránsito entre conductores enardecidos; en los enormes “bolsillos” oscuros que de noche observamos desde la autopista, ennegreciendo laderas y cimas de la cordillera; en cientos de miles de conciudadanos que subsisten sin techo seguro, o algo peor que sin luz, ¡Sin agua!

El “Ay Bendito” puertorriqueño se usa más para la conmiseración propia que la ajena, por lo que saben lo que hacen aquellos analistas que explotan la impaciencia del pueblo.

Recientemente, sin haber calentado la silla, ajusticiaron al Justo de la Autoridad de Energía Eléctrica los mismos que, tres años atrás, aplaudieron el contrato de Lisa Donahue que congeló el mantenimiento del sistema eléctrico. Habría que oír lo que les diría el veterano de Vietnam… el que hizo fila para trepar a un helicóptero a ver si lo mataban.

Otras columnas de Orlando Parga

martes, 25 de febrero de 2020

¡Gracias Mr. Trump!

Trump en Casa Blanca provoca que hasta los nacionalistas puertorriqueños participen en la campaña presidencial de Estados Unidos, destaca Orlando Parga

sábado, 22 de febrero de 2020

Georgie Navarro: la cultura política criolla

La censura que sus compañeros de mayoría parlamentaria irresponsablemente rehuyeron darle es apenas un regaño más que merecido que Navarro debió aceptar con humildad, escribe Orlando Parga

jueves, 20 de febrero de 2020

El debate demócrata: Bloomberg y Warren

La noche indiscutiblemente fue de Warren. Quien finalmente sea el nominado presidencial demócrata, bien hará en tomarla como su compañera de papeleta, escribe Orlando Parga

💬Ver 0 comentarios