José Sánchez Rivera

Punto de Vista

Por José Sánchez Rivera
💬 0

Indulto para los violadores del toque de queda

Al momento de redactar esta columna había 748 personas arrestadas y 1,847 denunciadas por violación al toque de queda que estableció la gobernadora Wanda Vázquez mediante orden ejecutiva. 

A mi juicio, se trata de una orden que no cumple con fundamentos jurídicos válidos. Filosóficamente podrían hilvanarse infinidad de teorías sobre el contrato social y su estado de excepción ante situaciones como las que estamos viviendo, el problema es que, los redactores de nuestra Constitución no lo contemplaron. Así tal cual, en toda la carta magna, ya fuere por obra u omisión, no hay atisbo alguno de un estado de emergencia que no fuere por subversión. Lo cual, de paso, nos una idea bastante clara de la máxima preocupación de los constituyentes al darle una única acepción a la palabra “emergencia”. 

Dejando la teorización a un lado, y retomando el problema de validez constitucional de la figura del toque de queda, se nos ocurren una serie de recomendaciones para la Gobernadora. 

Primero, debe evitar abusar de un poder que se abrogó por razón de una emergencia. Con esto me refiero a que se use estrictamente para atender la pandemia y no se use como subterfugio para adelantar una agenda política. 

Segundo, debe evitar utilizar la orden ejecutiva como un cheque en blanco. Con esto quiero decir que bajo ninguna circunstancias debe sucumbir ante la tentación de legislar mediante ordenes ejecutivas, eso es y siempre será prerrogativa de la Legislatura. 

Tercero, es necesario redactar las órdenes ejecutivas con la mayor claridad posible para evitar ambigüedad o amplitud excesiva. No es secreto que cada orden referente al tema del toque de queda tiene sus lagunas y puntos controvertibles. Tanto es así que, un juez del Tribunal Supremo de Puerto Rico no vaciló en expresar sus dudas en cuanto a la constitucionalidad del documento.

Cuarto, para evitar que el Tribunal Supremo de Puerto Rico invalide el toque de queda, lo que sería un mal precedente, la Gobernadora debe indultar a todas las personas que han sido arrestadas o denunciadas. Claro, nuestro criterio se circunscribe exclusivamente a las personas que cometieron “la falta” de salir de sus casas. Nada tiene que ver con aquellas personas que fueron detenidas o citadas por otros delitos. 

Esa última sugerencia del indulto colectivo está amparada en la idea de que llevar los casos a los tribunales abre el espacio idóneo para cuestionar la constitucionalidad del toque de queda, lo que podría causar inestabilidad ante una próxima emergencia. Bien podría reivindicar la democracia o impulsar el autoritarismo, visto desde el crisol que más gustes. 

Así como el presidente Lincoln reunificó y subsanó la nación americana luego de la guerra civil al indultar los soldados de los estados del sur, Wanda Vázquez Garcedse crecería como Gobernadora de Puerto Rico, si al concluir la emergencia indulta a toda persona que fue citada o arrestada únicamente por violentar la cuarentena. Ciertamente, es una decisión con grandes repercusiones políticas, pero reparadoras. Lamentablemente, sospecho que el futuro político pesa más que la reconstrucción de un país. Veremos. 


Otras columnas de José Sánchez Rivera

💬Ver 0 comentarios