Cezanne Cardona Morales

Tribuna Invitada

Por Cezanne Cardona Morales
💬 0

Informe sobre un gallo manilo

Tuvo suerte mi madre cuando su maestra de Español le asignó un informe oral sobre la Escena VIII de “El jíbaro” de Manuel Alonso. Aquella escena se titulaba “Una pelea de gallos” y su padre -mi abuelo- era gallero. Con aquel libro decimonónico debajo del brazo, mi madre presentó frente al salón las espuelas, los botines y la vara con la que su padre entrenaba los gallos. Les contó a todos cómo su padre les cortaba la cresta, las barbas y algunas plumas, y cerró describiendo los tipos de picotazos: a la cabeza, al pescuezo o al buche. Hasta le dio la razón a Manuel Alonso cuando dijo que, antes que cualquier cúpula o campanario de iglesia, en cualquier pueblo primero se construía una gallera.

Tuvo suerte una de mis tías maternas cuando le tocó informar sobre el poema “Mariyandás de mi gallo” de Luis Lloréns Torres. Frente al salón, mi tía interpretó el poema y comparó la tarea de su padre -mi abuelo- con el trabajo político de los últimos versos del poema: “Y que cuando cante y vibre, / al lanzarse a la pelea, / su canto de plata sea: / ¡viva Puerto Rico libre!” Cerró mi tía el informe con aquella defensa de la pelea de gallos que hizo Lloréns frente a los legisladores que querían prohibir el llamado deporte nacional: “Nada hay, por tanto, más ridículo que el prejuicio de muchos legisladores, jueces y policías queriendo matar la costumbre o diversión de las jugadas de gallos. El pueblo obedece la ley cuando la cree buena o necesaria, pero la viola y se ríe de ella cuando su instinto es hipócrita o estúpida.”

No tuve la misma suerte cuando la maestra de Español de séptimo grado me pidió hacer un informe oral sobre Lloréns Torres. Mientras a otros compañeros les asignaron “La canción de las Antillas” o “Valle de Collores”, a mí me tocó el poema “El patito feo”. No me colgué en contenido, pero sí en entusiasmo. Con tantos pájaros, no sé por qué el “gallo letrado” de Lloréns insistía en el cisne: “Alma de la patria mía / cisne azul puertorriqueño, / escucha la voz bravía / de tu independencia santa”. ¿Hay que tener el plumaje azul de cisne para ser una república? ¿No se puede ser un patito feo y querer la independencia? Las alternativas eran solo dos: gallo o cisne.

Tampoco tuve suerte cuando me tocó informar sobre “La carreta” de René Marqués, porque allí no había peleas de gallos. Lo más cercano era la mención de un gallo manilo que la familia quiere vender para su viaje a San Juan. “El gallo manilo es el que no sirve para la pelea”, me dijo mi abuelo cuando le pregunté. No heredé el fervor por los gallos y lo poco que podía usar de la experiencia gallera de mi abuelo, para mi informe oral, quedó trunco. La polémica en estos días -de heroico patetismo- sobre la ilegalidad federal de las peleas de gallos me hizo regresar a aquel gallo manilo que aparece en “La carreta”.

Ninguna suerte tuvo Chaguito en la obra con los gallos. En la Primera Estampa, Chaguito se la pasa escondiéndose de Luis, que quiere vender el gallo manilo para el viaje. Su abuelo, Don Chago, no entiende por qué su nieto quiere llevarse aquel gallo para San Juan, pues los gallos manilos no sirven para nada. Nervioso, Chaguito le contesta: “Yo no tengo mah ná. Pero el gallo eh mío. Yo lo crié. Y él me conoce”.

Con suerte, las gestiones en Washington sobre nuestro devenir isleño se han convertido en eso: en políticas de gallo manilo. Vestidos con las espuelas de la pelea cursi, justiciera, utópica y pop, todos los comisionados terminan practicando la política del gallo manilo de la Primera Estampa de “La carreta”: “¿Oyeron eso?”, dice Doña Gabriela, “el gallo manilo ehtá ebajo e la casa”.

Otras columnas de Cezanne Cardona Morales

lunes, 3 de junio de 2019

"After Maria": Belleza por error

El escritor Cezanne Cardona presenta una analogía centrada en dos retratos de la precariedad puertorriqueña

miércoles, 8 de mayo de 2019

Metafísica del paraguas

La muerte de una mujer, a golpes de paragua, evoca en el autor imágenes literarias

lunes, 1 de abril de 2019

El acelerante

El escritor Cezanne Cardona analiza las reacciones ciudadanas ante el trágico suceso en el que una menor fue quemada por un joven en Cabo Rojo

💬Ver 0 comentarios