Luis Raúl Torres

Tribuna Invitada

Por Luis Raúl Torres
💬 0

Infraestructura en mal estado

Todos los días recorro las calles del Precinto 2 de San Juan que represento en la Cámara de Representantes.

Este Precinto ubica en el centro de nuestra capital. Se extiende por el norte desde el sector Acuaexpreso y las barriadas Israel y Bitumul. Por el este llega hasta la urbanización Matienzo Cintrón colindando con el Precinto 3 de San Juan. Por el oeste se expande hasta la Avenida Escorial, sector Puerto Nuevo y Reparto Metropolitano con límites con el Precinto 4 de San Juan. Y por el sur hace límites con la Avenida Gándara en Río Piedras. 

Dentro de esa demarcación geográfica, el Precinto 2 tiene una gran cantidad de urbanizaciones, barriadas y residenciales públicos. Mi Distrito Representativo está formado por ciudadanos que provienen de la clase social pobre, clase social media-trabajadora (que es la mayoría) y media alta (profesionales).

Cuando visito las diferentes comunidades o establezco comunicación con mis constituyentes por las redes sociales, llamadas telefónicas y hasta cartas, puedo observar y recibir información de los ciudadanos sobre la situación de deterioro y mal estado en que se encuentra la infraestructura de las carreteras, avenidas estatales y calles municipales, llenas de hoyos.

También hay parques recreativos y canchas en mal estado. Esta situación se agravó por los impactos de los huracanes Irma y María sobre el Municipio de San Juan.

Debido a la crisis fiscal que enfrenta el gobierno estatal, desde el cuatrienio pasado los gobiernos centrales han retenido en el Banco Gubernamental de Fomento fondos públicos que corresponden al Municipio de San Juan, lo que ha limitado las finanzas municipales y ha dificultado la prestación de servicios a la ciudadanía.

Estos fondos provienen de la Contribución Adicional Especial (CAE), de los dineros sobrantes de los préstamos saldados por el Municipio de San Juan y otros fondos que el Banco Gubernamental de Fomento le retuvo al Municipio. Se ha establecido que esos fondos pueden sobrepasar los $100 millones de dólares. 

Por otro lado, el gobierno municipal de San Juan tiene que aportar anualmente unos $65 millones al Plan de la Reforma de Salud, pagando más del triple que el resto de los municipios de Puerto Rico.

Ante este panorama, surgen las críticas e incomodidad de la ciudadanía porque sienten que el Municipio de San Juan y el gobierno estatal no están atendiendo adecuadamente el mantenimiento de la infraestructura de las carreteras en la ciudad capital.

Es necesario y urgente que la alcaldesa de San Juan haga público su Plan integral y sistemático para atender esta situación, ante la crisis fiscal y las limitaciones que le ha impuesto el gobierno estatal a los fondos que corresponden al Municipio de San Juan. También, el secretario de Transportación y Obras Públicas Estatal tiene el deber de presentar su plan para atender el mejoramiento y mantenimiento de las avenidas estatales principales de San Juan que están bajo su jurisdicción, lo antes posible.

¡La gente de San Juan se lo agradeceremos!

Otras columnas de Luis Raúl Torres

💬Ver 0 comentarios