Ana Olivencia

Tribuna Invitada

Por Ana Olivencia
💬 0

Insensatez en el gobierno

El viernes pasado tuve una muy agradable reunión de amigas -de esas a las que les gusta cantar.  No sé por qué vino a mi mente una canción que se llama Insensatez. No recordaba ni la letra, ni quién la canta, pero por alguna razón evoqué ese título. 

Ninguna de ellas podía recordar la canción y ahora sé por qué.  Esta canción es más recordada en su versión instrumental –un bossa nova compuesto por Antonio Carlos Jobim, con letra de Vinicius De Moraes –un lujo de canción que si la escuchan, la reconocerán de inmediato.  Había olvidado el título y hoy, sin ninguna razón en particular, pensé en la palabra insensatez, por lo que busqué la canción y por supuesto, la reconocí de inmediato.

Hago la asociación con insensatez al recordar todos los faux pas de este gobierno, que está también sumido en un ejercicio descomunal de negación.  Eso los ha llevado a negar la posibilidad de que haya más muertos de los reportados a raíz del huracán María; a negar que haya habido algo fishy en el contrato de Whitefish; a negar que los estimados de recuperación del sistema eléctrico fuesen irreales; a negar la existencia de varios brotes de enfermedades; a negar enfrentar la realidad de que la respuesta del gobierno local ha sido deficiente, tratando de hacer ver que cualquiera lo hubiese hecho igual dada la magnitud del desastre; a negar que hay una desconfianza de parte del gobierno federal en cuanto a la capacidad del gobierno de Puerto Rico de administrar adecuadamente fondos asignados y siga sumando.

Ayer leía yo un artículo sobre la situación de la industria avícola.  Dos avicultores expresaron preocupación por la lentitud de las aseguradoras en procesar las reclamaciones.  Uno de ellos, de 77 años, se cuestionaba si valdría la pena volver a empezar.  Otro, de 57 años –por lo que no es exactamente un spring chicken, concluía diciendo que el negocio está en aprietos.  En el mismo artículo, le preguntan al secretario de Agricultura, que dijo que no hay incertidumbre –y lo citan diciendo, textualmente “No veo la incertidumbre…”  ¿Cóóóóómo?  Yo creo que este hombre tiene un problema de visión peor que el mío, que se resuelve con que el oftalmólogo me cambie el lente empañado y ya.  Pero no ver la incertidumbre- que se ha convertido en la norma, es como no ver la E gigantesca que aparece en la tabla que utilizan los especialistas de la vista para medir nuestra visión.

Y ya que aludo a la incertidumbre, resulta que hay al menos dos canciones con ese título.  Una de Ricardo Arjona, que no me encantó y otra de Javier Solís –una ranchera de esas que dan ganas de corear, mientras afirma cómo es de cruel la incertidumbre.  Apurar una margarita y varios tacos ayuda a manejar esta situación que todos -menos el secretario de Agricultura y otros en el gobierno-podemos ver.  Búsquenla y anímense a ahogar las penas de esta incertidumbre que nos arropa.  Luego, si quieren, vayan al lado más sensual, con Insensatez, la canción brasileña que le pide al ser amado: Ve, mi corazón dile a tu amor que tú estás arrepentido y que lo que pasó fue insensatez.  Es posible que esta administración recapacite, nos saque de esta incertidumbre y se aparte de la insensatez, pero como dice otra canción, tengo poquita fe.

Otras columnas de Ana Olivencia

jueves, 1 de febrero de 2018

Insensatez en el gobierno

La abogada Ana Olivencia pide al gobierno de Puerto Rico que recapacite de su "insensatez" administrativa

💬Ver 0 comentarios