Irene Garzón Fernández

DE PRIMERA MANO

Por Irene Garzón Fernández
💬 0

Insulto a la diáspora puertorriqueña

El boicot de un sector empresarial al Desfile Puertorriqueño de Nueva York, a causa de que uno de los homenajeados es el expreso político Oscar López Rivera, va más allá de esta figura. Es un boicot contra la diáspora puertorriqueña.

Es inaudito que en pleno siglo 21, en el que continuamente se ganan derechos humanos y se amplían los horizontes, la miopía de ciertos grupos, incluyendo a una parte del sector empresarial, se traduzca en el acto mezquino de retirarle el auspicio a la 60 edición del Desfile, con el que año tras año la diáspora reafirma sus raíces puertorriqueñas.

Sabemos que no es la primera vez que se reconoce a una figura del nacionalismo boricua, empezando por el líder del Partido Nacionalista, Pedro Albizu Campos, que fue honrado póstumamente en el 2000. La expresa nacionalista Lolita Lebrón, ya fallecida, fue reconocida en 1980, un año después de su liberación e incluso marchó por la Quinta Avenida.

Los detalles del boicot han ido saliendo a la luz casi a diario. Sabemos que fue Ken Oliver, un colaborador cercano del exgobernador Luis Fortuño y del expresidente del Senado Charlie Rodríguez, quien inició las presiones a las empresas privadas para que se retiraran del Desfile, que este año se dedica al Municipio de Hormigueros.

El colmo es que el gobernador Ricardo Rosselló Nevares, quien le escribió al ahora expresidente Barack Obama pidiéndole que excarcelara a López Rivera porque estaba preso por “delitos no violentos”, ahora emite declaraciones relacionando al liberado con “delitos violentos”.

Es el insulto supremo a sus compatriotas. Un gobernador que le ha negado reconocimiento a la diáspora para participar en la definición de status de Puerto Rico, pero que mucho ha aprovechado las influencias políticas y la gran fuerza que tienen los puertorriqueños en Estados Unidos, ahora apoya el boicot y se desentiende de la principal fiesta de unidad y orgullo patrio de los boricuas en Nueva York.

En esta 60 edición del Desfile Puertorriqueño de Nueva York no solo se reconoce a Oscar López Rivera, sino que también se rinde homenaje a otros puertorriqueños. Por lo tanto, el boicot y el desprecio les toca igualmente a ellos.

El Gran Mariscal del Desfile de este año es el cantante Gilberto Santa Rosa. El Padrino lo es el receptor de Grandes Ligas Iván Rodríguez, miembro del Salón de la Fama del Béisbol. La Madrina es la vedette de América, Iris Chacón. El Embajador de este año es Shalim Ortiz Goyco.

Entre los homenajeados figura la primera medallista de oro olímpico de Puerto Rico, la tenista Mónica Puig, quien desde el principio se excusó de asistir debido a sus compromisos deportivos. Además, está el llamado “team rubio” que tantas satisfacciones le dio, igual que meses antes lo hizo Mónica, a los puertorriqueños.

De igual modo, se rinde homenaje al actor, bailarín y astrólogo Walter Mercado, y a los actores Modesto Lacén y Jeimy Osorio, protagonistas de la exitosa novela de televisión “Celia”.

El listado de homenajes póstumos incluye a varios actores y actrices, como Miriam Colón, Miguel Ferrer, Iris Martínez y Elín Ortiz; al periodista de farándula Papo Brenes, y al fotoperiodista José Ismael “Ismaelito” Fernández, fundador del Taller de Fotoperiodismo.

Tiene razón la presidenta del Desfile, Lorraine Cortés Vázquez, exsecretaria de Estado de Nueva York, cuando se lamenta del carácter divisionista y hostil que ha caracterizado la campaña de boicot contra una actividad que celebra, principalmente, los logros de la comunidad puertorriqueña.

Confiamos en que, como lo ha hecho a través de seis décadas, la diáspora dirá presente y se apoderará de la Quinta Avenida para celebrar, sobre todo, su innegable  puertorriqueñidad.

Otras columnas de Irene Garzón Fernández

jueves, 19 de octubre de 2017

La vida política de Rosselló

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares debe sopesar sin más demora el costo político de mantener al frente de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) a Ricardo Ramos, a la luz de su cuestionado desempeño tras el paso devastador del huracán María.

jueves, 12 de octubre de 2017

Fuera la burocracia y la politiquería

La periodista Irene Garzón Fernández enumera los desaciertos de las autoridades en la atención a la emergencia causada por el ciclón María

viernes, 6 de octubre de 2017

Trump vino, ¿ahora qué?

La periodista Irene Garzón reflexiona sobre lo que sigue a la visita presidencial a la isla

viernes, 29 de septiembre de 2017

A reexaminarlo todo

La crisis que dejó el huracán abre un tiempo para el país mirarse, dice la periodista Irene Garzón

💬Ver 0 comentarios