Iván Garau Díaz

Tribuna Invitada

Por Iván Garau Díaz
💬 0

Irma acentuó la solidaridad boricua

Irma pasó por el norte con intensidad de huracán categoría cinco y nos dejó una situación de solidaridad para construir juntos un mejor Puerto Rico.

El origen de esa solidaridad hace evidente que la patria funciona en comunidad unida para el bienestar de todos los que residimos en esta isla.

Los boricuas tenemos la responsabilidad de acercarnos más para reconstruir la isla bonita con el propósito de recibir del gobierno los servicios de salud, de seguridad, de energía y agua por igual. El pueblo con sus actuaciones ha hablado de reconstruir unidos los daños causados por el ciclón Irma en varios municipios declarados zona de desastre. El deseo de la inmensa mayoría de los puertorriqueños es mantener nuestra comunidad unida para la solución de nuestros graves problemas. 

El mandato del pueblo es de unión boricua de recuperación con el trabajo en equipo de los servidores públicos, empleados y empresarios privados de todos los ideales políticos e ideas religiosas para levantar juntos el sistema de transmisión y distribución de energía eléctrica, los servicios de agua potable y de telecomunicaciones.

En la lucha continua por mantener la unión debemos fomentar el plan para construir un mejor mañana sin rencores, sin odios, sin diatribas, sin demagogia y sin pesimismo en la mente.

Es tiempo de solidaridad porque de la unidad depende levantar al país de la crisis. Todos debemos tener a nuestra isla en primer lugar para servirle a nuestros ciudadanos y a los turistas que forman parte de una industria económica importante para el país.

Como un país cristiano, vivimos para ayudar en comunidad al que necesita para el bienestar de todos. Debemos servir con pasión, con dulzura, cortesía, humildad, honradez, optimismo y amor a la patria.

La unión es sabiduría y progreso. Los puertorriqueños somos responsables de ayudar siempre a los demás para hacer una mejor labor de estímulo y esperanza.

A esos efectos, debemos hacer inventario de grupo en los medios de comunicación para evaluar lo eficaces que hemos sido en cumplir con nuestros objetivos primordiales en la reconstrucción de nuestra Isla del Encanto.

A pesar de los graves daños que causó el ciclón tenemos una gran capacidad de recuperación y estamos dispuestos a dejar nuestras diferencias para superar la crisis con miras a disfrutar de nuestra bella isla con todos los turistas que vendrán.

La química de la naturaleza convierte el negro carbón de piedra en resplandeciente diamante, por lo que cuando nos unimos igualmente brillamos como diamantes.

Frente a la destructora labor de desaliento, pesimismo y politiquería irracional de odio, hay que oponer un estímulo edificante de esperanza y de amor solidario.

Termino este escrito recordándole a mi gente los resultados positivos que tuvo Puerto Rico cuando se unió  tras el paso del ciclón Irma que dejó millones de personas sin los servicios esenciales. Debemos continuar unidos para el futuro de Puerto Rico.

Otras columnas de Iván Garau Díaz

martes, 17 de octubre de 2017

La ingratitud a las ayudas federales

El abogado estadista Iván Garau critica los discursos de condena al presidente Donald Trump y defiende las ayudas federales tras la crisis acentuada debido al daño del huracán María

viernes, 6 de octubre de 2017

Despierta nuestra gratitud

El licenciado Iván Garau argumenta sobre el agradecimiento que tenemos los puertorriqueños por las ayudas que hemos recibido en momentos de crisis

💬Ver 0 comentarios