Esteban Pagán Rivera

Prórroga

Por Esteban Pagán Rivera
💬 0

Iván Calderón y una magia que merece ser inmortalizada

Hace cerca de diez años, en la noche del sábado, 5 de abril, de 2008, cubrí mi primera cartelera de boxeo como reportero de deportes a tiempo parcial del periódico Primera Hora.

La pelea estelar de la cartelera que se presentaba esa noche en el coliseo Roberto Clemente de Hato Rey era entre los puertorriqueños Iván Calderón y Nelson Dieppa por la faja mundial de las 105 libras en manos del primero.

Con la expresión “¡Magistral!” comencé mi reseña de esa noche para describir la actuación de Calderón en esa pelea. El llamado “Iron Boy” le dio una ‘chiva’ a Dieppa, al ganar una decisión en la que todos los jueces anotaron la pelea 120-108 a favor del campeón.

Recuerdo que el público se la gozó. Los gritos de “olé” cada vez que Dieppa fallaba un golpe retumbaban por el coliseo. No hubo nocaut, pero la pelea fue una disfrutada de principio a final.

Y esa, precisamente, fue la magia de Calderón. El boxeo es atractivo para los fanáticos cuando hay nocauts, sangre y violencia... Pero el arte de Calderón sobre el cuadrilátero también enamoró a los aficionados. Su escurridizo estilo, su rapidez y magnífica defensa lo hicieron un fuera de serie, un boxeador que ayer fue dejado fuera, de manera injusta, del Salón de la Fama de Canastota, Nueva York.

El “Iron Boy” hizo de sus peleas un espectáculo sin la necesidad de tumbar oponenentes a la lona, como lo evidencia el hecho que solo seis de sus 35 victorias vinieron por nocaut. Las otras 29 fueron producto de inteligencia, rapidez y , sencillamente, boxear mejor que su oponente.

Dicho esto, Calderón no merece experimentar la frustración que vivió ayer de quedar fuera del recinto de los inmortales. El hermetismo con el que trabaja el Salón de la Fama del Boxeo no nos deja pistas para saber si Calderón estuvo cerca de la inmortalización. Solo sabemos que entran los tres boxeadores que más votos recibieron en las papeletas entregadas a la Asociación de Escritores de Boxeo de Norteamérica. Pero desconocemos cuántos fueron los endosos para cada uno y cuántos votos le faltaron a Calderón.

Espero que no hayan sido muchos, y que el año que viene finalmente celebremos su exaltación.

Otras columnas de Esteban Pagán Rivera

jueves, 20 de junio de 2019

La NBA y un drama que corre los 365 días del año

Todas las mañanas, mientras me preparo para salir de mi hogar, pongo el televisor en los programas de discusión deportiva de la televisión estadounidense. Me gusta estar al tanto sobre los principales temas de deportes que dominan en Estados Unidos, pues usualmente se trasladan a las redes sociales en Puerto Rico, especialmente cuando se trata de NBA y Grandes Ligas.

jueves, 13 de junio de 2019

La NBA sigue encontrando la manera de fascinarnos

Hace poco más de un año, precisamente en una columna que publiqué el 31 de mayo de 2018, comparé a la NBA con la película Titanic de 1997: todos sabemos cómo terminaba, pero eso no evitó que nos fascinara.

💬Ver 0 comentarios