Esteban Pagán Rivera

Prórroga

Por Esteban Pagán Rivera
💬 0

James Harden y la NBA actual: hechos uno para el otro

“Si yo no hubiera nacido en la tierra que nací, estaría arrepentido de no haber nacido allí”, dice la canción El buen borincano de Rafael Hernández.

Pues James Harden podría cantar algo parecido, por la línea de “si yo no hubiera nacido en la era que nací, estaría arrepentido”.

El estelar jugador de los Rockets domina el renglón de puntos por juego en la NBA, con una media de 34.8 tantos de cara a la acción de anoche. Harden ha logrado hilvanar una racha histórica: entró a la acción de anoche con 17 partidos al hilo con más de 30 puntos, incluyendo una actuación de 57 tantos el pasado lunes. Esa seguidilla de 17 juegos corridos con más de 30 puntos es la más larga en la NBA desde que Wilt Chamberlain logró esa cifra en 20 juegos en ristra en el 1964.

Los números recientes de Harden lo colocan como uno de los grandes anotadores en la historia de la liga, al lado de nombres importantes como Chamberlain, Kobe Bryant y Michael Jordan.

¿Y qué tiene que ver la canción de Hernández en todo esto? Pues que Harden es muy afortunado de jugar en la era actual de la NBA, donde la defensa no es prioridad y abunda el pito a la hora de decretar una falta personal.

Con 6’5” de estatura y 220 libras de peso a sus 29 años, Harden no tiene el look de un anotador letal. Por ejemplo, a esa misma edad, Jordan y Bryant tenían un físico mucho más atlético: el primero estaba listado en 6’6” con 205 libras, y la leyenda de los Lakers medía 6’5” con un peso de 206 libras en su prime.

Harden lidera la NBA esta temporada en tiros libres intentados con 452, solo uno de dos jugadores con más de 400 intentos. El otro es Joel Embiid, con 416, un jugador de la pintura.

Previo a la acción de anoche, Harden tenía registrados 1,392 puntos, de los cuales 390 venían del tiro libre. Eso es un 28 por ciento. Como comparación, cuando Bryant promedió 35.4 puntos en la temporada 2005-2006, el 24 por ciento de sus puntos fueron desde la línea de los suspiros.

Estoy seguro que Bryant y Jordan hubieran abusado en esta era de la NBA, pero no pienso que Harden fuera exitoso jugando en los 90, por ejemplo, cuando había que coger mucho golpe más para ganarse un tiro libre. Así que Harden se debe sentir afortunado de haber nacido para jugar NBA en esta era, pues parecen hechos uno para el otro.

Otras columnas de Esteban Pagán Rivera

jueves, 14 de febrero de 2019

Las grandes inversiones en MLB no lucen tan seguras

El negocio de las Grandes Ligas luce sólido. En el 2018, la liga consiguió, por decimosexto (16) año consecutivo, romper su propia marca de ingresos generados. Según Forbes, Major League Baseball (MLB) ganó sobre $10.3 mil millones (billions, en inglés).

jueves, 7 de febrero de 2019

El circo tóxico de los Lakers

A inicios de diciembre, Kevin Durant fue citado por Bleacher Report expresando que el ambiente alrededor de LeBron James es “tóxico”. Para Durant, esa era una de las razones por las que James ha tenido dificultad reclutando súper estrellas para jugar a su lado.

jueves, 3 de enero de 2019

2019: Año ideal para reorganizar nuestro deporte

Hace un año, en enero 2018, el país todavía intentaba salirse de las cuerdas, pelear para atrás, todavía aturdido por el golpe que le había propinado el huracán María el 20 de septiembre de 2017.

💬Ver 0 comentarios