Raymond Pérez

Tinta Boricua

Por Raymond Pérez
💬 0

Javier Báez, un mago con cinturón de Batman

Es harto conocido que Javier Báez es un ‘mago’ defensivo para los Cachorros de Chicago desde que debutó en el 2014.

Pero, ahora, ha dejado que otras herramientas complementan su juego en general, aunque no precisamente su paciencia en el plato. En esa área está llamando a mejorar. En el 2017 se ponchó en 144 ocasiones, y en esta temporada lleva 52.

Por ejemplo, no fue hasta el 31 de mayo, casi un mes de juego, que Báez no se trabajó una base por bola. Es más, no cogía una base por bola desde el 11 de abril. Así que vio pasar 183 turnos antes de recibir una base por bolas.

Pero, en el 2018, Báez sí ha demostrado consistencia y fuerza con su bate, además su velocidad y su capacidad para impulsar carreras le han dado nuevas proyecciones a su juego, algo que ata a su inteligencia en el terreno.

Al cierre de esta edición batea .270, con 14 jonrones, con 35 carreras anotadas y 45 impulsadas.

En el juego del pasado sábado, cuando Chicago le fabricó seis carreras a los Mets en la parte alta del episodio14, Báez vino de emergente y pegó jonrón con uno en base.

Además de ganar partidos con su guante y su bateo, Báez ha sido exitoso este año en robar bases y acomodarse en posición para anotar carreras.

El domingo, nuevamente ante los Mets, y con el juego en cero, Báez se robó el plato en la parte alta del séptimo acto, y anotó la carrera clave para la victoria de equipo.

Estando en la tercera base y ante un envío del zurdo Steven Matz, que buscaba pegar un corredor en la inicial que defendía Adrián González, Báez salió hacia el plato, y venció del mexicano. En 2017, Báez se robó su primer plato en una temporada regular.

Pero, de hecho, el 16 de octubre del 2016, jugándose la serie de campeonato de la Liga Nacional entre Cachorros y Dodgers, y en la segunda entrada, con Lester bateando y con Báez en tercera, el receptor de Los Ángeles, Carlos Ruiz, trató de sorprender al boricua y le lanzó la pelota al defensor Justin Turner, entonces Báez salió en carrera hacia el plato y logró evadir el tiro de Turner para anotarse un robo del plato.

Desde su debut en el 2014, Báez se ha robado 36 bases y lo han puesto fuera en diez ocasiones.

Hay que recordar que el exprimera base boricua Víctor Pellot se robó el plato en ocho ocasiones en su carrera. El 14 de agosto de 1958, Pellot, jugando para Cleveland, se estafó dos veces el plato en un mismo juego, contra los Tigres de Detroit, jugando los Indios como local. Pellot es uno de 11 jugadores que ha logrado la hazaña.

Ty Cobb se robó el plato en 54 ocasiones en su carrera. En la temporada de 1912 se robó el plato ocho veces.

Báez parece ir por buen camino…

Otras columnas de Raymond Pérez

martes, 18 de septiembre de 2018

Los lanzadores ambidextros son una rareza en el béisbol

Quienes hayan leído el libro El camino a casa…mi vida con los Yankees, del exreceptor de Nueva York, Jorge Posada hijo, saben por las duras situaciones que pasó en su adolescencia en su meta por convertirse en un jugador de Grandes Ligas, bajo ‘el látigo implacable’ de su padre.

martes, 14 de agosto de 2018

Los nerds están matando el béisbol

Juan “Igor” González fue claro al definirse como dirigente de Puerto Rico en el béisbol de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia: “(Soy) un dirigente que trabaja con las cosas pequeñas del béisbol, esas que a veces ya ni se usan. Si tengo que tocar para adelantar un corredor, lo haré, un bateo y corrido, que si robar una base, traer un zurdo contra un zurdo, etcétera… Así es que yo juego esto, combinado, claro está, con la pelota moderna. Pero, lo importante es hacer carreras como sea. Así dirijo”.

💬Ver 0 comentarios