Hiram Sánchez Martínez

Punto de vista

Por Hiram Sánchez Martínez
💬 0

Jensen y las suspensiones de casos en los tribunales

Como es delito apostar dinero fuera de los establecimientos autorizados por ley, tuve que conformarme con apostar pesos a morisquetas a que la vista preliminar del caso contra Jensen Medina Cardona sería suspendida hoy. ¿Por qué hice la apuesta? Porque era fácil ganarla, porque los tribunales en Puerto Rico son predecibles, porque estamos acostumbrados a las suspensiones de los casos una y otra vez en todas sus etapas, y porque no se toman mucho en cuenta los problemas que representa para los ciudadanos, cuando son víctimas o testigos, acudir a los tribunales hasta el cansancio y la renunciación. Por eso la gente es reacia a colaborar con el sistema de administración de la justicia. Luego no nos quejemos.

Una vista preliminar —que no es un juicio— es la vista ante un juez o jueza en el proceso penal luego de celebrada la vista de causa probable para el arresto de un sospechoso de delito, en la cual se fija una fianza. La vista preliminar es la segunda etapa del proceso.

La función de la vista preliminar no es determinar si el denunciado es culpable de los delitos que se le imputan o no, sino que está diseñada para que el fiscal se vea obligado a presentar alguna prueba para convencer al juez de que existe la “probabilidad” de que, primero, se cometió un delito de acuerdo con los hechos que se imputan en las denuncias y, segundo, que “probablemente” fue el arrestado-denunciado quien los cometió. El fiscal no está obligado a demostrar en esta segunda etapa que Jensen sea culpable de nada. Es un ejercicio de meras “probabilidades”. Si el fiscal establece esas dos “probabilidades”, el juez lo autorizará a presentar las acusaciones y entonces pasaríamos a la tercera etapa del proceso penal: la acusación y juicio.

Aunque la ley permite que en la vista preliminar el acusado presente prueba de defensa —por ejemplo, incapacidad mental, coartada—, su calidad debe ser de tal naturaleza que destruya las dos “probabilidades” que el fiscal debe establecer con su prueba. Como norma general, ante prueba contradictoria en la vista preliminar, el juez no está para dilucidar la credibilidad de los testigos y otra prueba, puesto que eso le corresponde hacerlo por ley a un jurado el día del juicio. En la vista preliminar el fiscal no viene obligado a descubrir su prueba, ya que la ley reserva la etapa de descubrimiento de prueba para luego de haberse presentado la acusación. Las excepciones son bien limitadas.

Informa la prensa que en el caso de Jensen se ha suspendido la vista preliminar para que sus abogados defensores puedan examinar cierta prueba (videos) que correspondería descubrir en una etapa posterior (luego de presentarse acusaciones), pero que la fiscalía estuvo de acuerdo en entregar. No se suspendió para la misma tarde, sino para más de una semana después. Por eso es que las víctimas y testigos se van del tribunal frustrados y con la idea de que el pensamiento que permea los procedimientos judiciales es: “No hagas hoy lo que puedes dejar para mañana”. Desafortunadamente.

Debo reconocer que a la Oficina de Administración de los Tribunales, y al mismo Tribunal Supremo, se les ha hecho muy difícil enfrentar este problema, pues en el fondo no estamos ante una deficiencia de las reglas o reglamentos, sino más bien de la actitud de quienes tienen realmente el poder de subsanarlo: jueces, fiscales y defensores. Y que conste, que no sé si en las circunstancias específicas del caso de Jensen el plazo concedido es defendible o no. Pero su suspensión me ha dado pie a esta reflexión, que después de todo es la de las víctimas y testigos que no tienen a dónde ir a quejarse. Y la próxima vez que vean un caso notorio en la prensa señalado para vista preliminar o juicio, apunten la fecha en su celular o en la nevera y apuesten pesos a morisquetas a que se suspenderá.

Otras columnas de Hiram Sánchez Martínez

lunes, 20 de enero de 2020

Hiram Sánchez Martínez: Fallout Shelter

Hiram Sánchez comenta vivencias de la era de la Guerra Fría y alude a los temores que surgen tras el asesinato del general iraní Qasem Soleimani

martes, 14 de enero de 2020

Jensen no quiere un jurado para su caso

El caso de Jensen ha desatado un interés mediático abrumador. Así ha explicado el abogado su decisión de renunciar a su derecho a juicio por jurado. Y tiene razón, escribe Hiram Sánchez Martínez

viernes, 10 de enero de 2020

Al FEI Ricardo Rosselló

Hiram Sánchez Martínez indica que la confianza en las instituciones debe ser la norma a menos que se demuestre lo contrario en algún caso particular

martes, 7 de enero de 2020

Hiram Sánchez Martínez: en espera de una confidencia

Si pensamos que la impunidad no debería ser una opción, lo es, porque la Policía no ha asignado el suficiente personal y equipo para investigar esos delitos, expone Hiram Sánchez Martínez

💬Ver 0 comentarios