Rosa Mercado

Buscapié

Por Rosa Mercado
💬 0

Jesús, migrante

Hay un Jesús rubio de ojos azules, cuya piel no ha sido castigada por el Sol. Un Jesús estadounidense, hijo de un dios padre en cuyo cielo los migrantes no caben. Por eso, a ese dios, hay que escribirlo con minúscula. Ese dios, vociferante y temeroso, se apoderó de algunos medios, días antes de las elecciones legislativas, para inculcar en la población estadounidense, el miedo a la “invasión” de la caravana migrante.

Daba la impresión de que los migrantes eran, la bíblica plaga de langostas que venía a destrozar todo a su paso. Daba también la impresión, de que la caravana estaba esperando a la gente a la salida de sus casas, para contagiarle lo mismo piojos que alguna enfermedad peor que el ébola.

Estados Unidos es un país de inmensos contrastes. Coexisten a un tiempo el fanatismo religioso con el rechazo absoluto a cualquiera que nació en otro país, habla otro idioma, tiene costumbres diferentes. El dios al que algunos veneran, no es inclusivo, sino excluyente. Un dios a su imagen y semejanza, corto de miras, el pobre dios, con unas gríngolas que no le permiten voltear la cabeza. No son los únicos. El mundo retrocede a tiempos de oscuridad que creíamos superados. Y en ocasiones, sentimos que no estamos a la altura de los retos. Quisiéramos hacer algo, pero no sabemos exactamente qué.

De nuevo nuestros ojos se encuentran con la foto de esos niños migrantes. Niños que, si alcanzan a llegar a Estados Unidos, serán, con toda probabilidad, retenidos en jaulas de metal, donde la prensa tiene prohibida la entrada. Un campo de concentración del siglo 21. Para niños marrones, que huyen de la violencia y no saben inglés.

A veces me pregunto, si quienes vociferan su odio contra la caravana de migrantes, se han detenido a pensar un segundo que Jesús, el otro, el de la piel morena y el amor al prójimo, también fue un niño migrante.


Otras columnas de Rosa Mercado

miércoles, 2 de octubre de 2019

Vieques

Para los residentes de Vieques es un martirio cotidiano que no le importa a nadie. Por eso se hartaron. Y decidieron hacer vivir la experiencia a la Administradora de Transporte Marítimo, escribe Rosa Mercado

martes, 10 de septiembre de 2019

Puente de amor

Rosa Mercado expone que la distancia geográfica de la patria no puede minar la solidaridad y otros sentimientos de los puertorriqueños en la diáspora

lunes, 29 de julio de 2019

Tierra para florecer

Rosa Mercado señala que en el chat del gobernador, lo que escandaliza, lo que mayor indignación provoca no son las palabras, sino las acciones

💬Ver 0 comentarios