Jorge Schmidt Nieto

Tribuna Invitada

Por Jorge Schmidt Nieto
💬 0

Jornada histórica en la ONU con opciones innovadoras

Hubo varias novedades significativas en la vista sobre Puerto Rico del Comité Especial de Descolonización de la Organización de Naciones Unidas del 20 de junio que demuestran cómo han cambiado los tiempos.

Primero, el Comité aprobó una resolución para actuar de intermediario en un diálogo sobre la descolonización de Puerto Rico entre el ejecutivo federal y los sectores anticolonialistas puertorriqueños. Es la primera vez que los miembros del Comité se comprometen personalmente a resolver el status político de Puerto Rico. Aunque hubo docenas de resoluciones anteriores, ninguna incluía acciones concretas.

Segundo, esa resolución, que propuso en su ponencia la senadora María de Lourdes Santiago recibió el voto unánime de los países miembros. No hubo abstenciones ni votos en contra. Eso representa un cambio paradigmático de las décadas anteriores, cuando se aprobaban las mociones con resultados cerrados.

Tercero, el gobierno estadounidense no usó su poder para impedir la discusión del colonialismo en Puerto Rico, como hacía durante la Guerra Fría. A Washington le importa poco que la comunidad internacional reconozca y denuncie su papel de colonizador, como si buscara una justificación para otorgarle la soberanía a su mayor colonia.

Cuarto, todos los ponentes denunciaron el carácter ilegal de nuestra relación política con Estados Unidos. Lo hizo hasta el propio gobernador Alejandro García Padilla, aún cuando su intención fuera resucitar el concepto de que el Congreso federal renunció parcialmente a sus poderes plenarios sobre Puerto Rico en 1952.

Quinto, una parte importante del liderato del Partido Popular Democrático reclamó la descolonización a través de la libre asociación. Así se expresó la alcaldesa Carmen Yulín Cruz, independientemente del potencial costo político que pueda provocarle en pleno año electoral.

Sexto, el Partido Nuevo Progresista, a través del profesor Ricardo Rosselló, exigió la reincorporación de Puerto Rico a la lista de territorios no autónomos de la ONU, de donde se le sacó en 1953 por la Resolución 748 (VIII). Es una movida heterodoxa y arriesgada para un partido anexionista, dado que las resoluciones del Comité han reafirmado consistentemente el derecho del pueblo puertorriqueño a la libre determinación y la independencia, pero nunca a la estadidad.

Séptimo, el Comité reclamó la descontaminación y devolución a los puertorriqueños de las tierras de Ceiba y Vieques.

Octavo, el Comité apoyó el reclamo de la mayoría de los ponentes a favor de la excarcelación inmediata de Oscar López y se propuso una visita de sus integrantes a la cárcel.

Finalmente, el Comité le solicitó a la Asamblea General de la ONU que añada el tema de Puerto Rico a su agenda de discusión, con la intención de reinsertarlo en el listado de colonias. En resumen, fue una jornada histórica para Puerto Rico bajo una coyuntura distinta que ofreció opciones innovadoras al impasse del status.

Otras columnas de Jorge Schmidt Nieto

lunes, 5 de noviembre de 2018

Contienda real: Trump Sí o No

El profesor Jorge Schmidt Nieto analiza las probabilidades que tienen demócratas y republicanos en las elecciones de medio término programadas para el 6 de noviembre de 2018

💬Ver 0 comentarios