Chu García

Tribuna Invitada

Por Chu García
💬 0

Jugar con la naturalización es muy quimérico

Nadie en Puerto Rico ha peleado más por la nacionalización de baloncestistas que Tuto Marchand, fallecido el 4 de agosto de 2017. El líder del básquet boricua reconocía el abuso que existe en Europa, particularmente en España desde los años sesenta, cuando naturalizaron a los estadounidenses, Clifford Lyuk, en 1965 y Wayne Brabender, en 1968, y ambos militantes con destellos en el Real Madrid, y que ahora es más fácil con el Estado Schengen, que permite la ciudadanía europea a 26 países de su continente.

De hecho, Tuto fue el que convenció a FIBA que avalara a los nietos de boricuas para ser miembros de la Selección Nacional, y logró además que Jorge Bryan Díaz consiguiera el permiso siendo hijo de un ecuatoriano y una puertorriqueña, pero nacido en El Bronx y domiciliado en Caguas con su familia a los cuatro años de edad.

Ahora vuelve sobre el tapete el tema polémico tras una opinión de Raymond Dalmau, en columna publicada por El Nuevo Día, aprovechando el proceso adelantado de producción de su biografía, que promete ser sabrosa.

Sin embargo, la norma existente para que un extranjero defienda los colores de Puerto Rico, considerado legalmente un territorio de USA, debe evidenciar residencia física al menos de un cuatrienio, excluyendo a hijos del Tío Sam, y no es tan fácil como se pinta, pues habría que traerlos bastante joven, habida cuenta que de ser un refuerzo productivo del BSN se tiende a ser un nómada que juega en varias ligas y solo pasa meses en cada país que lo contrata.

Asimismo, lo que se pretende es que sea alto y talentoso, habiendo insistido en ello el exgerente del Seleccionado, Felo Rivera con canasteros africanos, pensando seguramente en el congoleño Serge Ibaka, pero todo quedó en una quimera.

Ahora con Yum Ramos al comando federativo, se deshoja margaritas con esta idea tan justa, pero podría ser un bumerán porque este cree firmemente en el programa de las categorías menores y en el plan de captación y desarrollo que creó Georgie Rosario y que últimamente está rindiendo frutos.

Asimismo, para atraer a un candidato de nacionalización hace falta tentarlo con mucho dinero, lo que escasea en la FBPR, y seguramente este pretendiente se iría con el mejor postor.

O sea, que del deseo al hecho hay un largo trecho…

Otras columnas de Chu García

lunes, 21 de enero de 2019

El calendario de Manny Pacquiao es ingastable

En el idioma filipino, el tagalo, se le llama kalendaryo al calendario o almanaque, y hace años que Manny Pacquiao, con 40 años en sus pantorillas en forma de diamante, lo ha tirnado en metal que no se desgasta: es latente su cuerpo y espíritu combativo de veinteañero, dejando escapar una sonrisa que noquea a sus rivales fanforroneros e inescrupolosos, tal como Adrein Boner, que el sábado pasado se creyó un gúiski de solera y resultó una cerveza light.

viernes, 18 de enero de 2019

Mariano Rivera merece el 100% de votos

Siempre hay un tiburón que gusta de asomarse a las costas, más que todo para asustar a bañistas. Y tal parece ser este el caso del periodista Bill Ballou, un veterano que ha osado afirmar que no le daría el voto a Mariano Rivera para ser elegido a Cooperstown, el martes próximo en las elecciones anuales que cuenta con sobre 400 papeletas.

miércoles, 16 de enero de 2019

Endurece el horizonte de Mónica Puig

Si hay un deporte tan competitivo y lleno de altibajos, el tenis está entre los primeros, particularmente en la WTA, el circuito profesional femenino en que posiciones relevantes en el ranking no garantizan victorias.

lunes, 14 de enero de 2019

A José Juan Barea le sobran talones

El pediatra mayagüezano Jaime Viqueira fue el primero en comprobar que el recién nacido el 26 de junio de 1984, José Juan Barea Mora, tenía un corazón de león.

💬Ver 0 comentarios