Roberto Prats

Punto de vista

Por Roberto Prats
💬 0

Juicio a Trump: hay que ver la película completa

El juicio para la destitución del presidente Donald Trump llega esta semana al hemiciclo de la Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos.  Con la Constitución en mano, lo acusarán los demócratas de abuso de poder y de obstruir unas investigaciones congresionales. 

El pliego acusatorio orbita sobre un acto de Trump de presionar al nuevo presidente de Ucrania para que este iniciara una investigación contra su posible contendor, el vicepresidente Joe Biden, y su hijo. Pero sabemos que todo comenzó con la intervención del gobierno ruso en la elección de 2016 sacándole a Hillary Clinton la victoria presidencial de sus manos. ¿Podrán probar su caso los demócratas y lograr su destitución de la presidencia? Posible pero poco probable. Veamos la película completa.

Los demócratas han logrado ingresar a Trump al Salón de la Infamia en donde solo dos expresidentes han estado: William Jefferson Clinton en 1998 y Andrew Johnson en 1868. Ambos salieron airosos del intento de destitución. Hasta ahí los demócratas están anotando puntos en su tablero. Pero, en el Congreso de los Estados Unidos nunca han logrado destituir a un presidente y estamos lejos de ver al primero.  Ahí es que el juego cambia y el tablero luce mejor para los republicanos.

Al final del día todo se resumirá a un ejercicio de aritmética política. ¿Tienen los demócratas los votos para lograr la destitución? En la Cámara Sí y en el Senado No. En la Cámara es donde se da el primer paso en el proceso de destitución. Solo hay que aprobar los famosos “Articles of Impeachment”, o pliego acusatorio por mayoría simple. O sea, harían falta 218 votos a favor de los “Articles of Impeachment” y los demócratas tienen un total de 235 votos. Sin duda que los aprobarán.

El reto está en el próximo paso, en el Senado que es donde se celebra el juicio presidido por el juez presidente del Tribunal Supremo, John Roberts. Dice la Carta Magna que hace falta una supermayoría de dos terceras partes de los votos de los 100 senadores. O sea, una vez escuchada la prueba, los senadores votan y haría falta un total de 67 que voten a favor de la destitución de Trump. Los demócratas solo tienen 46 votos allí y se quedarían cortos por 21 senadores. ¿Alguien piensa que en un año de elecciones existirán 21 senadores republicanos dispuestos a prestarles sus votos a los 46 demócratas para destituirle a su candidato a la reelección? 

Casi nadie duda de que Donald Trump representa un presidente que ha tenido un manejo doloso de sus poderes presidenciales.  Que se ha llevado por delante el prestigio de la Oficina Ovalada y ha arrastrado al GOP al límite de intolerancia por su amnistía moral. Iniciar un proceso de destitución sin lograr la meta anhelada puede ser la ruta más peligrosa. Puede haber un éxito propagandístico para los demócratas cuando aprueben la destitución en la Cámara esta semana. Ciertamente ensucia al presidente Trump. Pero la película no acaba ahí. Eso son solos los cortos. Si no pueden probar la acusación en el Senado, jugarán a la ruleta rusa.  Al final del día, el mejor juicio de destitución tendrá que ser a boca de urna en los tribunales de la democracia.

Otras columnas de Roberto Prats

jueves, 5 de marzo de 2020

El “efecto Biden” y Puerto Rico

Las encuestas predecían la inminente caída de Joe Biden hasta que llegó el Supermartes y todo cambió. Algo así espero ocurra en Puerto Rico con la candidatura de Eduardo Bhatia, dice Roberto Prats

martes, 3 de marzo de 2020

El cuatrienio perdido

Hemos vivido una tormenta perfecta y el país quiere salir de este atolladero lo más pronto posible, plantea Roberto Prats

domingo, 1 de marzo de 2020

El brinco de Joe Biden

La contienda demócrata que empezó con 22 candidatos ahora parece estar cerrándose entre dos, Bernie Sandersy Joe Biden, opina el licenciado Roberto Prats

💬Ver 0 comentarios