Gazir Sued

Buscapié

Por Gazir Sued
💬 0

Justicia (im)posible

¿Jura decir la verdad, solo la verdad y nada más que la verdad? Lo juro: La Justica es una estatua, solo una estatua y nada más que una estatua…siempre bella, porque las diosas todas son bellas; pero hueca, como las cabezas que la imaginan real y la veneran; algo enmohecida, tal vez por el salitre isleño; o posiblemente agrietada por los cantazos del tiempo; o quizás carcomida, como la cultura que le rinde culto y la cree verdadera y buena solo porque es bella…

Y de hacerse la estatua persona y no diosa —ya por gracia divina o pacto con el diablo; por hechizo de una vieja hada o por maleficio de una bruja mala; por obra de honorables hacedores de leyes o por ingenio de glorificados artífices de ensueños e ilusiones humanas— ¿acaso ya no tendría la razón oxidada, apolillada la verdad y el alma petrificada?

Y no se hable de la balanza trampeada, que se inclina siempre a favor del que más tiene y nunca del que más necesita…

Y no se hable de la venda que la ciega, para no ver lo evidente y juzgar a conveniencia a quien dice la verdad como al que miente…

Y no se hable de la espada, que no refuerza la justeza de sus sentencias sino el poder de castigar a sus anchas y hacer rodar cabezas…

Y no se hable de la egolatría de esa casta privilegiada que cree encarnarla, de jueces que juegan a ser deidades; pero no porque posean virtudes sobrehumanas, o siquiera una sabiduría profunda o un elevado sentido moral...

Y no se hable del lucrativo negocio de la abogacía, profesión mercenaria o ramera por naturaleza, que jura lealtad a la Justicia –esa estatua que adorna escritorios y paredes como anima la vanidad, la soberbia y la vileza-.

En fin, que lo justo es irrepresentable por la Justicia, y su valor es demasiado importante para dejarlo en manos de jueces y abogados.


Otras columnas de Gazir Sued

sábado, 16 de noviembre de 2019

Políticos: ¿locura o maldad?

Gazir Sued indica que la carencia de empatía, la frialdad emocional, la propensión a la deshonestidad, el goce sádico y la compulsión de mentir son cualidades del (des)orden de personalidad de las élites políticas, no como enfermas mentales sino como malas personas

domingo, 20 de octubre de 2019

Seamos más

Gazir Sued argumenta sobre las fuerzas sedativas de la imaginación y secuestradoras del porvenir en Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios