Gerardo A. Carlo-Altieri

Tribuna Invitada

Por Gerardo A. Carlo-Altieri
💬 0

Kafka y la metamorfosis de la JSF

Gregorio Samsa, el llamado “hombre primordial kafkiano”, que despierta de una terrible pesadilla para encontrarse convertido en un escarabajo, refleja lo que sucede con las peripecias recientes entre la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) y el gobierno de Puerto Rico.

En Metamorfosis, la célebre obra de Franz Kafka, el autor utiliza la imagen de los insectos (escarabajos) para describir la confusión que crea la conversión morfológica fantástica que sufre Samsa.

La descripción de la Junta, órgano del congreso norteamericano que algunos han llamado un pájaro o “pato raro” (odd duck), nos recuerda la novela corta de Kafka, una de las mejores de la literatura universal.

Por ejemplo, en las recetas emitidas por la directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko, se trata de explicar el plan simplista de la Junta para sacar a la isla de la crisis fiscal con el llamado “downsizing”. Un término ajeno a la mentalidad y cultura boricua que utiliza Jaresko para justificar recortes a ciudadanos de menor ingreso, mayormente empleados públicos, maestros y pensionados con salarios y pensiones de miseria.

Igualmente se insiste en derogar la Ley 80 por su impacto en el crecimiento económico, que resulta en otro absurdo ideológico. Es imposible hacer un cómputo estadístico que conecte el crecimiento y la mesada; además, la mesada es una trampa al obrero ya que protege más bien al patrono de reclamaciones por discrimen.

La reducción de la nómina ha sido la pesadilla de pasados gobernadores. Luis Fortuño utilizó la infame Ley 7 supuestamente para atacar el gigantismo gubernamental y le costó la elección.

García Padilla se negó a seguir la fórmula Fortuñista, manteniendo empleos (votos) y gastos gubernamentales (corrupción) e implantando leyes “criollas” de quiebra, órdenes ejecutivas de moratoria y desvíos de fondos (claw-backs) que se estrellaron en las cortes.

En parte, es por dicha actividad unilateral que el Congreso decidió legislar y los líderes de los partidos de mayoría cabildearon desesperadamente ante el Congreso para un programa de incentivos contributivos desprestigiado y en vez, terminaron aceptando con brazos abiertos la ley Promesa y su Junta “de control”.

El síndrome populista de García Padilla no pudo evitar una derrota electoral. Ahora, el segundo Rosselló, trata de evitar la trampa del minimalismo gubernamental que desbancó a Fortuño, aunque le cueste la enemistad de la Junta y del Congreso, controversia muy peligrosa que está causando la congelación de los fondos federales de reconstrucción.

Si alguien tiene duda sobre la paralización de fondos federales, véase la carta del congresista Rob Bishop a la Junta fechada 29 de marzo de 2018 en el párrafo cuarto, en el que Bishop le informa a José B. Carrión III, que los fondos federales continuarán ayudando la reconstrucción, pero que la eliminación de “redundancia” y la implantaciónde “reformas estructurales” del gobierno de Puerto Rico deberán también hacerse. ¡Más claro no canta un gallo!

La realidad es que ninguna de las dos opciones o polos: el gigantismo keynesiano de García Padilla y Rosselló o el minimalismo neo económico fracasado de Fortuño y la JSF han podido enderezar el entuerto económico en que los pasados gobiernos, en conspiración con Wall Street, han dejado la isla.

La experiencia demuestra que es imposible forzar a un órgano político electo a implantar los cambios fiscales profundos que requiere Puerto Rico. Por eso, tanto la Junta como el gobierno quieren utilizar a la rama judicial para dar malas noticias y aplicar la cirugía. Sin embargo, la judicatura no está en el negocio de reformar estructuras fiscales de un gobierno fracasado, excepto como parte de un Plan de Ajuste de deudas bajo el título III de Promesa.

Gregor Samsa, transformado en un escarabajo, estaría encantado con el desarrollo surrealista de la crisis de Puerto Rico. Kafka describió estos escenarios con gusto hace más de 105 años. ¿Quién dice que la literatura no tiene importancia?

Otras columnas de Gerardo A. Carlo-Altieri

sábado, 6 de octubre de 2018

Los choques bajo Promesa

El licenciado Gerardo Carlo Altieri plantea que Puerto Rico no debe permanecer anclado al pasado “dependiendo de la bondad de otros” y cita repercusiones negativas para el país al ser excluido de protecciones importantes en su estado de bancarrota

sábado, 1 de septiembre de 2018

Bernstein y la Promesa de la isla

El exjuez Gerardo A. Carlo señala que la investigación sobre la deuda concluye que la crisis se debe en gran parte a que los gobernantes locales no crearon nuevos modelos económicos de largo término al finalizar las exenciones contributivas en 2006

lunes, 13 de agosto de 2018

Poderes compartidos bajo Promesa

El exjuez Gerardo A. Carlo-Altieri indica que el Tribunal de Promesa ha expresado que ni el gobierno, la Legislatura ni Junta tienen “todas las cartas en sus manos”

💬Ver 0 comentarios