Ibrahim Pérez

Tribuna Invitada

Por Ibrahim Pérez
💬 0

La brecha del canabis medicinal


L a política pública sobre drogas ilegales ha evolucionado significativamente en Estados Unidos durante las últimas décadas. El reportaje “Weed”, presentado por el doctor Sanjay Gupta y difundido por CNN, en marzo de 2014, creó un inusitado e impresionante interés en los beneficios del canabis medicinal. El dramático reportaje presentó una niña de cinco años que sufría sobre 300 ataques epilépticos semanales desde los tres años y su maravillosa respuesta al canabis medicinal. Gupta cambió de opositor a influyente defensor del canabis tras su propio reportaje.

Millones han continuado beneficiándose del canabis medicinal para dolores crónicos, desórdenes pos-traumáticos, epilepsia, y muchas otras condiciones. En su último reportaje, el 29 de abril de 2018, “Weed 4”, Gupta destaca el extraordinario beneficio del canabis en varios futbolistas profesionales estadounidenses adictos a opioides recetados tras lesiones deportivas. Basado en sus testimonios, introduce el canabis medicinal como sustituto terapéutico de los opioides en bajas dosificaciones (como metadona, buprenorfina y naltrexone), utilizados actualmente en el manejo de esa adicción.

El proceso investigativo sigue reafirmando impresionantes beneficios del canabis medicinal. El canabis alivia el dolor y añade un efecto anti-inflamatorio que los opioides no tienen. El canabis facilita la repoblación de células y conexiones neurales en la corteza pre-frontal. No produce el deseo insaciable de los opiáceos. Elimina el riesgo de sobredosis y muerte súbita que caracteriza a los opiáceos. Mejora comunicación, juicio, memoria y toma de decisiones. Los opiáceos también alivian el dolor, pero interfieren con los receptores y conexiones neurales, requiriendo dosificaciones más altas con el tiempo, produciendo un alto riesgo de sobredosis y muerte súbita.

La epidemia de adicción a opioides (heroína, codeína, meperidina, morfina, oxicodona-Percocet y fentanilo-Duragesic) ha propiciado una seria crisis de salud pública que impacta a sobre dos millones de personas en EE.UU. La misma ha sido un fenómeno creciente desde 1990, causado por el uso prolongado e indiscriminado de opioides legales recetados. En 2017, los opioides causaron 45,000 muertes por sobredosis en EE.UU., unas 120 vidas pérdidas diariamente. En Puerto Rico, 612 personas fueron atendidas por Emergencias Médicas en 2017 por sobredosis de opiáceos. El fentanilo (sintético potente) causó 68 muertes.

El reportaje de Gupta se produce en un momento muy oportuno. El medicamento Epidiolex, de la empresa GW Pharmaceutical, un derivado de la planta del canabis, probablemente será aprobado por la Administración Federal de Drogas en los próximos meses. Ya hay aproximadamente 1.2 millones de usuarios de canabis medicinal en los 29 estados (desde California 1996 a Virginia Occidental 2017) donde su uso es legal.

Sin embargo, el canabis todavía permanece como sustancia ilegal “Schedule 1” en la esfera federal (que no posee uso médico legítimo, que tiene alto potencial de abuso). Aunque el presidente Trump catalogó en agosto 2017 la epidemia de opioides en EE.UU. como emergencia nacional, la burocracia federal sigue impidiendo las investigaciones que son necesarias para aprobar el uso legal del canabis medicinal a nivel nacional.

El Procurador General de EE.UU., Jeff Sessions, se opone a la legalización del canabis medicinal. Sessions está aferrado a que más canabis no puede ser la solución a la epidemia de abuso de opioides. En la isla, urge que la Asamblea Legislativa evalúe y apruebe estrategias protectoras contundentes en favor de los afectados por abuso y sobredosis de opioides. Nuestra realidad histórica indica que solo una minoría de nuestros adictos a opiáceos recibe alguno de los tratamientos rehabilitadores disponibles. Tras el reportaje de Gupta, el canabis medicinal surge como opción terapéutica prometedora adicional que debemos considerar.

Otras columnas de Ibrahim Pérez

lunes, 20 de agosto de 2018

La salud de nuestros pobres

El doctor Ibrahim Pérez plantea que no hay justificación para que el plan de salud gubernamental se haya quedado tan rezagado en sus métricas de calidad

lunes, 13 de agosto de 2018

Calidad en salud es la clave

El doctor Ibrahim Pérez argumenta sobre la medición de la calidad de los servicios de salud y cómo procurar avanzar para garantizar mejor atención a los pobres

viernes, 13 de julio de 2018

No aprendimos de los ingleses

El médico Ibrahim Pérez contrasta la salubridad en Puerto Rico con el estado del sistema británico de salud, del que se inspiró el desplazado sistema Arbona

viernes, 29 de junio de 2018

Inaplazable redefinir Mi Salud

El doctor Ibrahim Pérez plantea que el sostén económico de la Reforma y el mejoramiento de la salud de sus beneficiarios no podrán lograrse mientras el gobierno siga operando un plan de salud sin integración, de enfoque curativo y costoso.

💬Ver 0 comentarios