Ruth Merino

Buscapié

Por Ruth Merino
💬 0

La caída del príncipe Andrés

¿Se acuerdan de los cuentos que nos leían cuando éramos niños? En ellos siempre había príncipes guapos que rescataban doncellas virtuosas y encantadoras de los terribles peligros que las acechaban. Con brujas malvadas siempre en los alrededores, los jóvenes aristócratas se convertían en héroes de leyenda.

En estos tiempos, como ya se habrán dado cuenta, las historias protagonizadas por algunos príncipes de carne y hueso difieren por completo de esa realidad de ensueño que nos mostraban los libros infantiles.

Aun así, la estrepitosa caída de un príncipe genuino todavía nos sorprende. Me refiero al Príncipe Andrés, de Inglaterra, a quien no le han quitado aún el título, razón por la cual todavía podemos llamarlo así.

Pero, eso sí, supuestamente por su propia voluntad, ya no tendrá ninguna función pública. La Reina Isabel que, a sus 93 años, ha enfrentado todo tipo de problemas en su inmediata familia, le dio, sin vacilar, el permiso que necesitaba para tomar esta decisión.

Lo que precipitó la caída del príncipe fue su estrecha relación con el millonario Jeffrey Epstein, quien fue acusado de tráfico humano y se suicidó en la cárcel.

En una reciente entrevista televisada Andrés hizo declaraciones que enfurecieron al público británico. Señaló, por ejemplo, que no recordaba haber conocido a una mujer que alega que Epstein facilitó que el príncipe tuviera relaciones sexuales con ella cuando era una menor de edad. Además, Andrés mostró muy poca empatía por las víctimas del tráfico humano.

Los británicos tienen fama de flemáticos, pero en estos días han demostrado su enojo, su desencanto y su desdén sin inhibiciones de ninguna clase.

Estos son otros tiempos. Después del movimiento mundial conocido como “Yotambién”, hombres poderosos y famosos, pertenecientes a privilegiados círculos sociales y económicos, se han tambaleado y han tenido que pagar el precio por sus abusos.

En los cuentos infantiles los príncipes seguirán rescatando doncellas. Pero en la vida real ellas exigirán que esté siempre muy bien definido el así llamado “rescate”.


Otras columnas de Ruth Merino

domingo, 10 de noviembre de 2019

Corrupción

¿Están recibiendo los jóvenes las herramientas que necesitan para entender a cabalidad el problema de la corrupción?, cuestiona Ruth Merino

domingo, 27 de octubre de 2019

Mi calabaza

Ruth Merino lanza el reto adoptar la tradición irlandesa de colocar calabazas con luces para ahuyentar los problemas o "malos espíritus" que atormentan a Puerto Rico

domingo, 13 de octubre de 2019

La zonificación como herramienta de planificación

La Junta de Planificación no tiene dinero para reanudar las vistas públicas sobre la adopción de los Mapas de Distritos de Calificación de Suelos de Puerto Rico, escribe Ruth Merino

martes, 8 de octubre de 2019

Periodistas en pie de lucha

La lucha por obtener mayor transparencia en los asuntos públicos arrecia y las periodistas, al igual que el resto de los trabajadores de la prensa, abogarán para lograrlo, expone Ruth Merino

💬Ver 0 comentarios