Irene Garzón Fernández

DE PRIMERA MANO

Por Irene Garzón Fernández
💬 0

La campaña dura y larga que nos espera

Todo parece indicar que el temprano arranque de campaña reeleccionaria del gobernador Ricardo Rosselló Nevares tuvo el efecto de abrir las compuertas para que comenzaran a presentarse otras opciones electorales para el 2020.

Tras el anuncio de Rosselló Nevares de que buscará ser reelegido a un segundo término, apareció en el panorama un nuevo movimiento que pretende ser una sombrilla bajo la cual se cobijen simpatizantes de la autonomía, la independencia y la estadidad.

Es difícil predecir cuánto futuro tendrá esa juntilla un tanto extraña a un país testigo del fanatismo partidista que nos ha colocado en el callejón sin salida en el que nos encontramos ahora. Sobre todo cuando la figura que parece sobresalir en el grupo convocante es la de una excandidata independiente a la gobernación que hasta hace poco abjuraba de los partidos políticos.

Así las cosas, tenemos a un partido tradicional, el Nuevo Progresista, y a una agrupación nueva, el Movimiento Victoria Ciudadana, ya enfilados hacia los comicios de 2020. Ahora esperamos por el Partido Popular Democrático y el Partido Independentista Puertorriqueño, así como por la alcaldesa Carmen Yulín Cruz.

Del PPD poco se sabe, excepto que varios dirigentes ya han dejado entrever que podrían aspirar a las posiciones electivas principales. En cuanto al PIP, nunca sorprende porque sus candidatos principales siempre saldrán de una cúpula que suele permanecer más o menos inamovible durante un buen número de años.

En lo que toca a Cruz, ella ya ha anticipado que no volverá a postularse para la alcaldía de San Juan, que buscará una candidatura nacional y que podría aspirar a la gobernación o a la comisaría residente en Washington.

Si tomamos en cuenta su historial político reciente, tendríamos que pronosticar que preferiría postularse para comisionada residente. Pero, y aquí está la gran interrogante, ¿bajo qué insignia?

El PPD está descartado tanto por ella como por la propia dirigencia del partido. No la quieren y ella tampoco los quiere.

En el partido plural que asoma, ya los organizadores han adelantado que dejarán que sea la asamblea la que reparta las candidaturas y nadie duda que Alexandra Lúgaro, que ha cambiado de parecer en cuanto a la conveniencia de los partidos políticos, encabezará la papeleta.

La alcaldesa de San Juan podría obtener así una base partidista para ser candidata a Washington, aunque primero tendría que recibir el favor de la asamblea del nuevo movimiento.

La oferta programática anticipada por los organizadores del nuevo partido, que todavía tiene un largo camino por recorrer para inscribirse y participar en las elecciones del 2020, es por ahora solo eso, oferta. Porque falta concretar las propuestas y, lo más importante, identificar cómo se van a financiar en un país en crisis y bajo la autoridad de una Junta de Control Fiscal que podría tornarse más conservadora en los meses venideros.

Los integrantes actuales de la Junta Fiscal están impugnados por una determinación del Circuito de Apelaciones de Boston, que encontró que sus nombramientos tenían que haber sido confirmados por el Senado. Parece poco probable que el presidente Donald Trump los someta a ese proceso a pocos meses del vencimiento de los términos para los que los nombró su antecesor, Barack Obama, y la expectativa es que haya nombramientos nuevos y más conservadores.

Decíamos en una columna anterior que faltaba mucho para las elecciones próximas, pero a juzgar por lo que estamos viendo, podemos augurar que viviremos otra campaña larga y dura, repleta de las promesas imposibles de cumplir que estamos acostumbrados a escuchar elección tras elección.

Otras columnas de Irene Garzón Fernández

viernes, 17 de mayo de 2019

El nuevo viejo acuerdo en la AEE

La periodista Irene Garzón expone que El país necesita mucho más que acuerdos enfocados en el pago de una deuda que ni siquiera sabemos si es legítima

viernes, 3 de mayo de 2019

La reforma electoral exige consenso

La periodista Irene Garzón destaca la importancia de proteger el frágil balance político al reformar el sistema electoral del país

martes, 23 de abril de 2019

El cuento del Senado y el lobo feroz

La periodista Irene Garzón Fernández expone la versión de que el PNP confía en que una directiva planchada desplace a los actuales directores y que el director ejecutivo sería sustituido por otroa gusto del gobierno actual

💬Ver 0 comentarios