Mayra Montero

Antes que llegue el lunes

Por Mayra Montero
💬 0

La carta de la Junta... ¡a la freidora!

No voy a hablar del tema de la pinturita de La Fortaleza, porque por ahí salió un funcionario del Instituto de Cultura diciendo que ellos dieron su bendición al color escogido por la gobernadora, y que, en definitiva, el gobernador Alejandro García Padilla comisionó un “análisis cromático” de las paredes de la mansión ejecutiva, en 2015, donde se sacaron muestras de todas las capas de pintura hasta llegar a la original.

La verdad es que García Padilla comisionó muchas cosas aquel año (y el anterior), entre ellas la Comisión para el Desarrollo Cultural, CODECU. A la Comisión se le asignó un presupuesto de un millón de dólares y resulta que todo fue una distracción para mantener a raya a las figuras más contestatarias de la cultura. Lo mismo hizo con los ambientalistas. Era la estrategia de escucharlos, nombrarlos a un puestecito y evitar que le dieran dolores de cabeza.

Ahora sabemos que, en plena crisis financiera, ordenó ese “análisis cromático” en el que participaron 30 especialistas, algunos de ellos allegados a las huestes populares. ¿Adivinen cuánto costó el estudio? Pues sí, van a tener que adivinarlo, porque como los medios no se pongan a hurgar en los contratos y a averiguar cuánto ganó cada quien, no lo vamos a saber nunca. Ya la bancarrota la teníamos encima, y a pesar de esa circunstancia se hizo el análisis que no valió de mucho, porque llegó Ricardo Rosselló y lo pinto todo de azulito.

Si no es para decirnos lo que costó el “análisis cromático”, y presentarnos el informe completo de los involucrados y sus hallazgos, más la suma que pagamos los contribuyentes, mejor ni tocar el tema. Déjenlo ahí, yo sé lo que les digo. Hay cosas que más vale no menearlas.

Como dije en una columna anterior, hay que ver el aspecto que presentan ciertas calles o avenidas importantes de la zona metropolitana. Ya en los tiempos en que García Padilla encargó el estudio, el resto de la ciudad empezaba a deteriorarse. Lo que pasa es que muchos de los sabios cromáticos no salen del Viejo San Juan o del Condado, y al parecer no transitan por la Américo Miranda, dejada de la mano de Dios, incluso la entrada al Centro Médico, donde la maleza y los charcos putrefactos compiten con la basura acumulada.

Todo esto del color de La Fortaleza y la avalancha de compradores en el Jueves Negro —que superó la locura del Viernes, aun cuando los expertos declaran a Puerto Rico más pobre que Zambia—, ha restado atención a la carta que la Junta de Control Fiscal envió a la gobernadora y a la Asamblea Legislativa el pasado 25 de noviembre.

Es una carta fuerte, me parece a mí. Pero no estamos para aguafiestas cuando la propia gobernadora se ha personado en las tiendas para comprar sus regalitos de Navidad con los descuentos del “Black Friday”. Como si ella los necesitara.

Pues bien, un columnista de este diario, que fue presidente de la Corte Federal de Quiebras, GerardoCarlo, y un economista, Juan Lara, dedicaron sendas columnas al contenido de la carta de la Junta. Ya sé que alguien dirá que la Junta ha enviado montones de cartas y en general no le han hecho ni chinchorrero caso. Pero esto es distinto, el tiempo apremia, vienen controles financieros nunca antes vistos. No los dispone ni siquiera la Junta, llegarán desde Washington. Y hace falta que los políticos admitan lo que no se han atrevido a admitir cada vez que hablan de sus aspiraciones: de no cumplirse con las restricciones y la vigilancia para manejar los fondos —estatales y federales—, se cierra el grifo. ¿Se entiende esa expresión? ¿De verdad que hay alguien en el país que dude de que ese grifo federal podría cerrarse, causando una debacle económica muy seria? Debo decir más seria. O sea, demoledora.

El exjuez Gerardo Carlo ha escrito un párrafo puntual al respecto: “La Junta no tiene muchos simpatizantes, pero hay que aceptar que en demasiadas ocasiones sus consejos y requerimientos al gobierno han sido certeros, y desgraciadamente ignorados”.

El economista Juan Lara, entre otras cosas, apunta: “Un programa de estabilización fiscal no puede estar sujeto a modificaciones constantes que pongan en entredicho su coherencia y su finalidad”. Pero al final añade lo que yo entiendo que es la guinda más realista de todas: “Estamos en una coyuntura delicada y peligrosa”.

Juegan con fuego en la Asamblea Legislativa, pero no por una verdadera vocación cívica o ideológica, sino porque quieren mantener u obtener un puesto cómodo, que pague bien, que les deje tiempo libre sin estar preocupándose por buscar el sustento, por facturar y cumplir con las metas que les exigen en la empresa privada. Por tal razón se presentan como candidatos a Cámara o Senado, a sabiendas de que la administración de los fondos, locales y federales (que es la materia prima para cumplir con sus promesas), estará en manos de otros. Se acerca el momento en que el Departamento de Hacienda ni siquiera le responda al gobierno central. Ese es el panorama.

Y los candidatos a las alcaldías, que sepan que sus finanzas estarán supeditadas hasta el mínimo centavo a la disciplina del Plan Fiscal, aunque también ellos andan a la caza de sus privilegios. A eso se ha reducido la política local en tiempos de la bancarrota, al sálvese quien pueda para asegurarse, al menos, salario y automóvil, que en otro lado les sería difícil conseguir sin doblar muchas horas el lomo.

Con estos truenos, termina la Semana Negra. Las freidoras, como de costumbre, han sido un éxito.

Otras columnas de Mayra Montero

domingo, 19 de enero de 2020

Alex Cora y la sombra de una ausencia

No estoy queriendo decir que Trump, en persona, ordenó que hurgaran en los pecadillos de Cora. Pero allá había gente disgustada por su desaire a la Casa Blanca. Elementos poderosos dentro del mundo del béisbol. Y este ha sido el resultado, escribe Mayra Montero

domingo, 12 de enero de 2020

Entre el temblor y el vértigo

Para los sectores que han estado anunciando que van a exigirle a la Casa Blanca, mejor que vayan despertando a la realidad: aun cuando cambiase el gobierno de los Estados Unidos en noviembre, ¿quién garantiza que les cogerán el teléfono? Nunca lo han cogido, escribe Mayra Montero

domingo, 5 de enero de 2020

Historia de Navidad

Pongo al cielo por testigo que no soy amiga de melodramas navideños ni relatos de mazapán. Pero esta historia tiene toda la verosimilitud de lo increíble, escribe Mayra Montero

domingo, 29 de diciembre de 2019

El alcalde y yo: superemocionados

No creo que nadie con dos dedos de frente dude ni por un momento que la actual gobernadora Wanda Vázquez es la escogida del sistema. Y el sistema no es el Senado de Puerto Rico, ni los alcaldes, ni la base del partido, ni siquiera la Junta Fiscal, escribe Mayra Montero

💬Ver 0 comentarios