Gloria M. Vélez Barrios

Punto de Vista

Por Gloria M. Vélez Barrios
💬 0

La comunicación con pacientes dependientes de ventilador mecánico

El peor momento para una persona que resulta positiva al COVID-19 es cuando tiene que depender de medios artificiales para poder respirar.  Una vez la persona entra a una unidad de cuidado intensivo y es conectada a un ventilador mecánico, experimenta altos niveles de ansiedad, frustración, coraje, miedo e impotencia ante la dificultad para expresar sus necesidades, emociones y hacer preguntas al personal.  

Sin embargo, si cuenta con una forma efectiva de comunicarse, la persona tendrá la oportunidad de dar información sobre su condición y participar en decisiones médicas que le afectan.  Para asegurar este derecho que tiene el paciente, existen opciones efectivas de comunicación tales como:

1. Si el paciente puede escribir, la mejor opción para comunicarse es la escritura.  Podemos usar un lápiz y papel, una pizarra pequeña borrable o un dispositivo electrónico que tenga una aplicación de escritura o de texto-a-habla.  Algunas de las aplicaciones para Iphone o Ipad son Speak4Me, Speak text, La magia de las palabras y para Android Speak4Me, My Voice-Text to Speech.

2. Se puede presentar el alfabeto para que el paciente pueda deletrear palabras señalando con su dedo o con su mirada.  Estos alfabetos se pueden preparar en micas, papel, cartulina o distribuyendo el alfabeto en cajas alargadas de cuatro lados, como por ejemplo cajas de papel aluminio.

3. Para pacientes que no pueden señalar, también se puede usar el alfabeto en cajas alargadas de cuatro lados. En este caso, el personal de cuidado de salud es quien le señala al paciente cada letra en una de las caras de la caja y luego va rotando la caja para señalar las letras en las otras caras. El paciente confirma con algún gesto (como mirar hacia arriba o guiñar un ojo) cuando se señala la letra que desea y luego se continúa el proceso para que el paciente vaya seleccionando el resto de las letras que desea.  El cuidador o personal médico puede predecir la palabra, a base de las primeras letras seleccionadas.

4. El cuidador de salud y el paciente pueden acordar un código para comunicación de sí/no como, por ejemplo, pestañear dos veces para sí y una para no.  También se pueden acordar otros códigos para comunicación, tales como golpear la baranda de la cama para pedir que le acomoden la cama y protruir los labios para indicar molestia o dolor. 

5. Se pueden usar tableros de comunicación en papel para proveer al paciente una forma simple y rápida de hacerse entender.  Esto consiste en una superficie plana que contiene símbolos, imágenes, palabras o frases que representan las necesidades básicas.  Un grupo de patólogos del habla y lenguaje crearon la página web Free Communication Tools for Patient with COVID-19 de donde se pueden seleccionar e imprimir una variedad de tableros de comunicación para usar en el contexto hospitalario. 

6.  En el teléfono celular o “tablet” del paciente se puede instalar una aplicación para la comunicación mediante imágenes. Esto es particularmente útil para pacientes que no pueden leer o escribir. Existen varias aplicaciones gratuitas, fáciles de usar y útiles para el contexto hospitalario.  Para ipad o iphone está SPEAKall, e-Mintza, AAC Bestie, ICOON, Talkboard Communicator, Patient Communicator.  Para Android existe LetMeTalk: Free AAC Talker, YoDoc-Patient Communication, E-Mintza, Communicant, Háblalo, Comunicador para paciente, Asistente de voz AAC, Virginia ayuda discapacitados

7. El personal de cuidado médico debe hablarle al paciente en oraciones cortas y sencillas, a fin de facilitar la comunicación. Igualmente, debe ser paciente y esperar a que la persona se comunique utilizando el método que le resulte más funcional.


Otras columnas de Gloria M. Vélez Barrios

💬Ver 0 comentarios