Yanira Cruz Rivera

Tribuna Invitada

Por Yanira Cruz Rivera
💬 0

La consejería profesional en tiempos de crisis

En Puerto Rico la consejería profesional es un campo desconocido para muchos todavía. Luego de años de trabajar con diferentes clientes, algo me queda claro, a la consejería profesional le falta darse a conocer mucho más en nuestro país. Este esfuerzo a veces ha sido vapuleado por otros profesionales que, un tanto desinformados sobre la posibilidad de una competencia, a menudo atacan una de las profesiones de más crecimiento en los Estados Unidos. 

Quizás por eso, una de las preguntas con las que a menudo me topo es con la duda sobre qué es lo que realmente hace un consejero profesional. El consejero tiene que completar una maestría de una universidad acreditada, hacer práctica, internado y tomar un examen comprensivo antes de graduarse. Luego, debe pasar 500 horas de mentoría con un profesional de ayuda con licencia y certificado para brindar este servicio. La reválida es brindada por el National Board for Certified Counselors, que mide al menos ocho de las 10 áreas de ayuda en salud mental, prevención, carrera y administración de programas. Es decir, el consejero que ha revalidado ha demostrado que domina los procesos de ayuda que incluyen, pero no se limitan a impresiones diagnósticas, terapias, terapia en grupo, carreras y consultoría.

Un consejero profesional puede trabajar las áreas de duelo, consejería de familia y niños, terapia de parejas, ansiedad, modificación de conducta entre otros.  A menudo se piensa que el consejero sólo domina el área de carreras o vocacional, si bien esta es una parte fundamental en la vida de la mayoría de las personas, el consejero tiene un alcance mucho mayor del que se entiende en Puerto Rico. Vale la pena mencionar que en Estados Unidos no existe la guerra que se ha desatado en Puerto Rico entre consejeros profesionales y psicólogos. Esto, porque se promueve un proceso de ayuda más inclusivo y se trabaja en equipo, más que todo se respeta la profesión de la consejería mucho más que aquí.  

Actualmente está propuesta una enmienda a la Ley 147 Núm.21 (P. De La C. 21) con el propósito de enmendar los artículos 2 y 7 de la Ley Núm. 147 del 2002 mejor conocida como “Ley para Reglamentar la Práctica de los Consejeros (as) Profesionales en el Estado Libre Asociado.” Para los consejeros esta enmienda es muy importante, en este cambio se juega la vida esta profesión. Esto debido a que permitiría que los consejeros profesionales atemperen su profesión al próximo nivel, brindando mayores herramientas a los profesionales en esta área.

Cualquier profesional que haya revalidado con la NBCC debería tener el acceso brindar mayores servicios.  Esto es particularmente importante debido a que esto eleva el nivel de competitividad de nuestra profesión. Mientras los consejeros psicológicos pueden tomar nuestra reválida y la reválida de psicólogos, hemos dormido. La NBCC como la ACA han apoyado ampliamente estas enmiendas y han enviado cartas al gobierno de Puerto Rico expresando su apoyo y preocupación sobre las limitaciones que se han mantenido sobre el acceso a planes médicos y demás en Puerto Rico. Esto hace que en un futuro cercano sea más conveniente para un empleador contratar a una persona con dos licencias, en vez de con una solamente.

Es tiempo de levantar la profesión y darnos a conocer como profesionales completos, capaces de supervisar programas, trabajar la prevención y el tratamiento de una manera holística.  La consejería profesional es una profesión completa con mucho que aportar a nuestro país que tanto lo necesita. 

💬Ver 0 comentarios