Daniel Montesino

Punto de Vista

Por Daniel Montesino
💬 0

La criminalidad, Uber y mis habichelas

No hay duda de que en Puerto Rico estamos viviendo una mala racha de criminalidad. Al igual que todos los puertorriqueños, pienso que esta es una tendencia preocupante y, sobre todo, frustrante, pues sabemos que el gobierno y las autoridades pueden hacer más para atender esta situación.

De una manera u otra, todos somos víctimas de la criminalidad. Cuando se sale a la calle con miedo, pues ya "ellos" ganaron. En mi caso, viví la criminalidad de manera directa cuando en agosto fui víctima de un "carjacking” mientras guiaba como socio conductor de Uber. Fue una experiencia horrible, pero gracias a Dios que estoy aquí para contarla.

La experiencia me hizo ver claramente el nivel de deterioro de la seguridad pública en Puerto Rico. Llevo casi tres años como socio conductor de Uber. Desde hace un año lo hago a tiempo completo, por lo que dependo de esto para el sustento de mi familia. Es fácil culpar a Uber por lo que pasó, pero esto le pudo haber pasado a cualquier, chofer de Uber o no.

La criminalidad es un problema de todos, y todos tenemos que remar en la misma dirección para buscar una solución. Me consta que Uber está haciendo esto, cada vez ampliando los canales de comunicación con nosotros, los socios conductores. Sé que constantemente están implementando medidas en su tecnología que mejoran la seguridad.

Ejemplo de esto es el poder decidir aceptar pagos en efectivo. El efectivo es algo muy importante para nosotros los choferes, pues nos aumenta el potencial de ganar más dinero, cada que vez que salimos a trabajar. Aunque vivimos en un mundo digital, la realidad es que mucha gente aún paga en efectivo, especialmente los adultos mayores, aquellos de bajos recursos, y otros. En mi caso, un poco más de la mitad de mis pasajeros pagan “cash”.

A mí me conviene aceptar efectivo porque me da el dinero rápido que necesito para mi día a día como chofer: gasolina, almuerzo o cualquier emergencia. Eliminar el pago en efectivo bajo la excusa de que va a eliminar la criminalidad es absurdo. El maleante es maleante y punto. Eliminar esta opción de pago a quien victimiza es a los socios conductores y los usuarios de Uber.

Uber es mi negocio. Hago estos reclamos no para defender a la compañía, sino para velar por mis habichuelas. Este es el momento para dialogar y actuar con acciones concretas que brinden mayor seguridad y prosperidad.


Otras columnas de Daniel Montesino

💬Ver 0 comentarios