Emilio Pantojas García

Punto de vista

Por Emilio Pantojas García
💬 0

La crisis continúa

No nos llamemos a engaño, la crisis constitucional que acaba de resolverse fue el producto de la crisis de legitimidad que continúa irresuelta. El hecho de que el Tribunal Supremo de Puerto Rico haya resuelto unánimemente la controversia sobre la sucesión del gobernador no constituye el fin de la crisis. Tampoco puede decirse que demuestra que las instituciones “funcionan” como repite incesantemente la kakistocracia.

No, las instituciones no están funcionando. El país sigue en quiebra y al garete. Tres gobernadores en una semana, uno de ellos abrogándose el puesto como dictador de república bananera, no es un signo de funcionalidad. La gobernadora de turno, cuestionada por comportamiento antiético, es un mero puente para la solución de la crisis de su partido, que no del país. Repito, la crisis continúa.

El PNP asumió la crisis como una cuestión interna y la manejó sobre la base de rivalidades e intereses partidistas con respecto a la elección de 2020. Ninguno de sus líderes o lideresas se irguió sobre la podredumbre partidista. El presidente del Senado, a quien ahora le atribuyen una victoria sobre sus adversarios partidistas, dio un patético ejemplo de hipocresía en un discurso en el que dijo que había que limpiar la casa, a la vez que varios acusados de ser empleados fantasmas del Senado se declaraban culpables de los cargos contra ellos. 

Asimismo, la oposición carece de la estatura moral para responder. Cómplices del mal gobierno y carentes de una visión para salir de la crisis, el liderato del Partido Popular no ha podido articular un proyecto alterno ni dar liderato a la protesta. El Partido Independentista, por su parte, anuncia una nueva constitución que desafíe “las limitaciones que impone el ELA, como un ejercicio de la voluntad soberana del Pueblo, en un proceso amplio separado del control partidista” (“tuit” de María de Lourdes Santiago, 7 de agosto de 2019).  El liderato pipiolo actúa como juristas nacionalistas creyendo que el problema es uno legal-constitucional, cuando la crisis llama a pensar y actuar como revolucionarios anticolonialistas pacifistas como lo hizo Gandhi en la India. 

Estamos en un momento crítico: la insurrección de julio triunfó al lograr la renuncia del gobernador, un hecho sin precedente en nuestra historia. Ahora las preguntas son hacia dónde vamos, qué hacemos. La crisis de legitimidad no está resuelta, la partidocracia se tambalea y busca restaurar su dominio. En lugar de plantear cambios y reformas, repiten el mantra de que las instituciones funcionan y pretenden restaurar una normalidad que no existe desde el nombramiento de la Junta de Control Fiscal y el huracán María. Pero si bien no hay vuelta atrás, el camino hacia adelante no está claro, como tampoco existen las nuevas organizaciones que nos permitan adelantar en una nueva dirección. Ahí estamos a la entrada de un futuro incógnito sin instrumentos ni liderato para entrar en este nuevo camino. Los partidos proponen mirar hacia atrás. Los insurgentes tendremos que crear nuevas organizaciones para avanzar. Ese es el reto. 


Otras columnas de Emilio Pantojas García

martes, 10 de septiembre de 2019

Una nueva forma de hacer política

La pregunta, que a la vez es amenaza para los líderes de gobiernos y de partidos tradicionales, es qué fuerza sociopolítica puede surgir de estos movimientos espontáneos. La respuesta en Puerto Rico es el incipiente Movimiento Victoria Ciudadana, según Emilio Pantojas

lunes, 29 de julio de 2019

En Puerto Rico, esto no ha terminado

Emilio Pantojas García declara que la contracción económica continúa sin expectativa de cambio, mientras que la institucionalidad jurídico-política colapsa

martes, 23 de julio de 2019

Puerto Rico: la tormenta perfecta

Emilio Pantojas García señala que, por tres décadas, los puertorriqueños presenciaron impotentes el latrocinio desparpajado de la clase política

💬Ver 0 comentarios