Ana Teresa Toro

Buscapié

Por Ana Teresa Toro
💬 0

La crisis es de narrativa

“Uno quiere creer en algo”. Hace poco Jacobo Morales me dijo esas palabras, mientras intentábamos describir el ambiente en el estreno de una película de Hollywood protagonizada por el joven puertorriqueño Marcel Ruiz.

Esa frase ha ido retumbando desde entonces, marcando su paso rítmico y preciso en tantas escenas cotidianas que reflejan una de las crisis más difíciles de identificar, pero sospecho que una de las más profundas que vive nuestro país. No apunto a la crisis económica, ni a las múltiples crisis que desveló el paso de El Huracán. Esta es mucho más escurridiza pues, de tan presente, se nos hace intangible. Habita nuestras palabras, nuestra imaginación colectiva.

Su raíz está en nuestros credos. ¿Qué es un país sino una colección de memorias compartidas? ¿De gente que recuerda gente que miró paisajes similares, que comió comidas similares, que fue marcada por la Historia de forma similar? ¿Qué es un país sino un credo colectivo que arropa una bandera?

Ese relato y los símbolos que lo legitiman llevan décadas bajo asecho. Sí, la condición colonial incide, pero incluso y a pesar de esa verdad histórica, Puerto Rico logró —con sus fisuras— construir una narrativa de país que al día de hoy es el frágil pegamento que nos sostiene. Independientemente de los gobiernos de aquí y de allá, en las calles de la isla armamos bien nuestra historia, porque es difícil que la verdad que nace de las memorias no se sostenga. Ningún gobierno, ni estatus nos dijo lo que éramos. Lo supimos siempre.

La puesta en cuestionamiento de nuestro relato colectivo, el ataque a la Historia, la falta de consenso al hablar de próceres (todos alaban al de su preferencia) y el afán institucionalizado por arrancarnos la Historia que somos de nuestras lenguas y bocas, va surtiendo su efecto.

Nuestro futuro comienza en nuestra memoria. El país que recuperaremos y el que seremos comienza en ese credo. Ante la larga lista de crisis, escojo enfocarme en la crisis de narrativa. Pongámonos de acuerdo, contemos el país en acciones, creamos en él, y un buen día despertaremos a una realidad mejor construida a fuerza de palabras. Así era que nacían los futuros.

Otras columnas de Ana Teresa Toro

miércoles, 19 de junio de 2019

Estatua para un fracaso

Ana Teresa Toro advierte sobre "el peligro verdadero dejar de mirar a los nuestros y a las nuestras, para hacerle estatuas a aquellos que en lugar de alimentar nuestra autoestima como pueblo, se regocijan en pisotearla, escupirla y darnos la maldita dádiva de la servilleta para secarnos"

lunes, 22 de abril de 2019

Pensar con los pies

La eliminación de los cursos de danza de la Facultad de Humanidades es un reflejo del conflicto entre lo urgente y lo importante, expone la escritora Ana Teresa Toro

💬Ver 0 comentarios