Gheidy de la Cruz

Punto de vista

Por Gheidy de la Cruz
💬 0

La diáspora dominicana sin miedo por la democracia

A nuestra democracia dominicana le hacía falta un movimiento juvenil como el que ha surgido en nuestro país y a nivel de la diáspora. 

Ya era hora que nuestros jóvenes salieran de la comodidad de las redes sociales y vieran la realidad desde otra perspectiva, lejos de mensajes frívolos que buscan solo “like” y comentarios sin mucho fundamento. 

Lo que vimos el pasado 27 de febrero, día de nuestra fecha de independencia, fue un alto nivel de conciencia de nuestros jóvenes y de la clase artística, como nuestro Juan Luis Guerra que se unió a una manifestación en la Plaza de la Bandera, y lo hizo de la mejor manera, le cantó a la patria por el bienestar de nuestra democracia y por un derecho que tenemos de elegir a nuestros gobernantes libremente.

A solo dos semanas para celebrar nuevamente las elecciones municipales en nuestro país, pautadas para el 15 de marzo, luego del fracasado proceso el pasado 16 de febrero, la Junta Central Electoral (JCE) ha destacado su gran esfuerzo para evitar un nuevo retroceso a nuestra democracia, y eso esperamos.

Ya no solo los delegados políticos y organismos internacionales están observando, ya nuestra gente se ha empoderado y no permitirá una nueva afrenta. 

Tengo que reconocer que nuestros “millenials” nos dieron un “tapabocas” al crear todo un movimiento a nivel nacional e internacional de reclamo

Hemos tenido desde manifestaciones públicas, consignas, vigilias hasta cacerolazos incluso en Puerto Rico de quisqueyanos que han residido en la isla por muchos años y de otros, nacidos aquí, y que pensábamos tenían muy poco interés por nuestra dominicanidad.

Ellos han sido los que nos han inspirado. Yo he visto crecer a Pedro Rafael Ruiz, uno de los jóvenes convocantes en Puerto Rico, es un “domirriqueño”, a quien le duele la tierra de sus padres, aunque haya nacido en Borinquen y en él podemos ver reflejada la realidad de nuestros jóvenes dominicanos desde la ciudad de New York, Europa y muchas otras partes del mundo.

Que nuestros jóvenes se interesen por lo que ocurre en nuestro país, nos vislumbra un futuro brillante, nos confirma que todavía se mantienen los valores que forjaron nuestros padres libertadores cuando fundaron nuestra patria. Nos confirma que ese legado de Juan Pablo Duarte continúa vigente y que no habrán límites para evitar un retroceso a nuestra democracia.

Estamos atentos, ha habido un despertar, ya no hay miedo, los tiempos de represión y temor han terminado y estaremos atentos al proceso municipal que se avecina y más aún a las elecciones presidenciales de mayo 17 donde un sector muy fuerte opositor procura sacar del poder al partido oficialista.

Estamos pendientes, sin miedo, firmes. Ya no hay vuelta atrás por una democracia para todos.

Otras columnas de Gheidy de la Cruz

jueves, 6 de febrero de 2020

El “Torolio” busca la corona

La periodista dominicana Gheidy de la Cruz expone las altas expectativas del crucial juego de los Toros y los Cangrejeros de Santurce esta noche en la Serie del Caribe 2020

💬Ver 0 comentarios